El Procurador del Común insta al Ayuntamiento de Toreno a solucionar los problemas en el suministro de agua potable

El Procurador del Común insta al Ayuntamiento de Toreno a solucionar los problemas en el suministro de agua potable

|

El procurador del Común, Tomás Quintana, reclamó al Ayuntamiento de Toreno que adopte las medidas precisas para garantizar “la igualdad y la regularidad” en el suministro de agua potable de consumo humano en el municipio. Según las quejas presentadas, el agua del servicio de abastecimiento frecuentemente aparece “turbia y con gran cantidad de sedimentos”. Además de que resulta imposible su consumo por parte de la población en determinados momentos, la situación puede causar dificultades y roturas en los electrodomésticos.


En su texto, el Procurador reprocha al Ayuntamiento que no haya tomado “medidas efectivas para poner fin a esta situación que se viene denunciando desde hace años por los vecinos afectados” y le sugiere que lleve a cabo las obras necesarias en la captación, depósito y redes de abastecimiento para “recuperar la normalidad en el servicio”. La resolución apunta la existencia de “episodios reiterados de turbidez” que no se circunscriben a un problema puntual y exige a la administración municipal que mantenga informados a los vecinos afectados, tanto acerca de la situación del suministro como de las medidas que se adopten para solucionar los problemas existentes.


Además, Quintana también afea al Consistorio que hasta en tres ocasiones incumpliera su obligación legal de auxiliar al Procurador del Común en sus investigaciones, lo que motivó su inclusión en el registro de entidades no colaboradoras de la institución. De la misma manera, el Procurador también hará pública la falta de colaboración del Ayuntamiento en relación con este expediente en el informe anual que se presentará en las Cortes.


Ruidos en Carracedelo


Por otro lado, otra resolución del Procurador recomienda a otro ayuntamiento berciano, en este caso el de Carracedelo, que ordene la retirada de unos altavoces instalados en la fachada exterior de un bar. La queja presentada ante la institución aseguraba que este equipo causaba molestias y ruidos a los vecinos y el Procurador concluye que la instalación es “incompatible con las características propias de dichos establecimientos fijados en el Catálogo de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas”. En su resolución, Quintana también recomienda al Consistorio que ejecute la retirada del equipo de manera subsidiaria si el titular del local incumple sus obligaciones.


En enero de 2019, una entidad de evaluación acústica acreditó en un informe que se superaban los límites de los niveles acústicos fijados. Según los denunciantes, que pidieron al Ayuntamiento que precintase el establecimiento, la actividad musical que se desarrolla en la terraza de este local “impide el descanso normal de los vecinos más inmediatos”. Tras la finalización del estado de alarma causado por la pandemia de COVID-19, el local de ocio nocturno habría vuelto a funcionar en condiciones similares.


En su resolución, el Procurador recuerda que la presencia de altavoces en el exterior del local conlleva que las medidas de aislamiento acústico previstas en la licencia se vuelvan completamente ineficaces y que los permisos de bar restringen el acompañamiento musical únicamente al interior del establecimiento. El Consistorio comunicó al Procurador que solicitará a la Diputación de León que lleve a cabo un estudio de medición de ruidos desde la vivienda de los denunciantes con el fin de colaborar en la resolución del problema.