Segovia logra contener al coronavirus con una de las mortalidades más bajas de la comunidad en la segunda ola

Segovia logra contener al coronavirus con una de las mortalidades más bajas de la comunidad en la segunda ola

|

La provincia de Segovia está viviendo una segunda ola mucho más relajada que la primera. Después de sufrir mucho durante los meses de marzo y abril, donde llegaron a fallecer casi 200 personas solo en el ámbito hospitalario, desde mayo, la provincia vive alerta pero con datos halagüeños de que se están haciendo las cosas bien. 


No en vano, en plena oleada de fallecimientos por coronavirus en Castilla y León, Segovia ha sufrido ocho en los primeros 16 días de agosto en lo que supone, eso sí, más que en todos los cuatro meses anteriores, pero todavía un número bajo en comparación con el resto de provincias. 


Así, en todo septiembre hubo tres fallecidos, cuatro en agosto, cinco en julio, cuatro en junio y nueve en mayo, que previsiblemente también se superará. Sin embargo, lejos quedan los 118 en abril y los 77 de marzo. 


La muerte, evidentemente, es la última consecuencia del coronavirus y, como tal, llega más tarde que los contagios y los hospitalizados. Ello explica que, pese al cierre total en marzo, fuese abril el peor mes para luego rebajar la incidencia, y eso precisamente también debe preocupar ahora porque los contagios son solo el primer dato de otros que van sumando bastante tiempo después.