Ávila logra contener la mortalidad del coronavirus tras un septiembre complicado

Ávila logra contener la mortalidad del coronavirus tras un septiembre complicado

|

Ávila está en el ojo del huracán. El incremento de contagios de coronavirus en la capital ha llevado al alcalde a emitir un bando este viernes tratando de concienciar a la gente de la importancia de cumplir con las medidas sanitarias para evitar confinamientos como en otras capitales de provincia como León, Palencia o Salamanca. 


Sin embargo, en lo que a mortalidad se refiere, última consecuencia de los contagios pasado un tiempo, hasta la fecha ha logrado detener la preocupante curva que se veía desde agosto. Y es que en los primeros 16 días de octubre, la mitad de mes, diez personas han perdido la vida en Ávila por estas circunstancias mientras que en septiembre fueron 18, también debido al brote de la residencia de mayores de Candeleda. 


Con todo, el número, aunque de momento contenido, no debe relajar en ningún momento. Y es que al final son los mismos fallecidos que en todo agosto o mayo, cuando hubo once, mientras que en julio no hubo ninguno y en junio, cinco. 


Lejos están todavía los 54 fallecidos de marzo y los 73 de abril, aunque la relajación no es opción. La muerte, evidentemente, es la última consecuencia del coronavirus y, como tal, llega más tarde que los contagios y los hospitalizados. Ello explica que, pese al cierre total en marzo, fuese abril el peor mes para luego rebajar la incidencia, y eso precisamente también debe preocupar ahora porque los contagios son solo el primer dato de otros que van sumando bastante tiempo después.