De la Rosa advierte de que la situación en Burgos es “muy complicada” y de no corregirse la ciudad será confinada

De la Rosa advierte de que la situación en Burgos es “muy complicada” y de no corregirse la ciudad será confinada

La incidencia por COVID-19 se eleva 406 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días
|

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, alertó hoy de que la situación en la capital es “muy complicada” y que “de no corregirse” la ciudad será confinada en los próximos días. “Hay una gran transmisión de casos positivos en la última semana”, "de no corregirse, la ciudad se va a confinar”, incidió.


“Vamos a intentar evitarlo corrigiendo la tendencia de casos positivos”, exclamó en una rueda de prensa de urgencia convocada hoy tras la reunión que mantuvo con el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, de forma telemática, junto al resto de alcaldes de las capitales de provincia de Castilla y León.


Acompañado por la concejala de Seguridad Ciudadana, Blanca Carpintero, avanzó que en las próximas horas se va a dictar un nuevo bando municipal “incisivo y duro en el tono para que se interiorice el mensaje”, dijo. Al mismo tiempo, De la Rosa trasladó “un mensaje de corresponsabilidad” porque “todas las partes implicadas se tienen que aplicar” ante los últimos datos, que “no son buenos”, insistió.


En este sentido, el primer edil señaló que la incidencia por COVID-19 en la capital burgalesa es de 406 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, cerca de cumplir uno de los requisitos del Ministerio de Sanidad para confinar una ciudad, el de 500 casos. También matizó que ya hay tres Zonas Básicas de Salud (ZBS) que superan ese ratio: la de Comuneros, con 605; García Lorca, con 549, y Gamonal-Antigua, con 527. Sin embargo, alertó de que también preocupa la ZBS de Santa Clara, con 430, y la de San Agustín (zona sur), con 490.



Por ello, De la Rosa señaló que comienza “una campaña de persuasión, información y control” en esas ZBS, con la colaboración de la Policía Local que, según destacó, volverá a lanzar mensajes por megafonía para que lleguen lo máximo posible a la población. En cuanto al bando municipal, indicó que recogerá “una recomendación, que se interiorice como una obligación”, que es la de “limitar las reuniones a seis personas máximo en cualquier contexto familiar, de ocio o en ámbito de confianza”. “De no corregir la tendencia confinarán Burgos en los próximos días”, enfatizó.