Las novatadas: el primer problema de siempre al que se enfrenta la USAL como nunca
FOTO: ARCHIVO

Las novatadas: el primer problema de siempre al que se enfrenta la USAL como nunca

|

Es, sin duda, un año excepcional. El coronavirus está marcando la vida de toda la sociedad y en el caso de la universidad no puede ser diferente. Las autoridades sanitarias, encabezadas por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ya han expresado su preocupación por el inicio del curso, al igual que las de la Universidad de Salamanca, marcadas por el propio rector, Ricardo Rivero, que, sin embargo, mostró su confianza en los estudiantes. 


Y el primer escollo al que se tienen que enfrentar son las novatadas típicas contra las que se lleva luchando años pero que este, si cabe, son más preocupantes dada la situación sanitaria. Y lo cierto es que los vecinos de Salamanca ya han tenido que aguantar ciertos comportamientos impropios de los tiempos que tocan vivir con unas actividades de novatadas degradantes no tanto por ellas mismas como por las aglomeraciones que se forman. 


Ya son varios días en los que se han denunciado actos de novatadas en varios puntos de Salamanca mientras que la Universidad ya ha avisado este lunes que responderá "inmediatamente" en el caso de tener constancia de conductas impropias durante el inicio del curso". 


De hecho, el rector, Ricardo Rivero, avisó de que la USAL estará "muy alerta" aunque insistió en la conciencia de la mayoría de alummnos. Asimismo, remarcó que la Universidad de Salamanca "intensificará" el mensaje de "responsabilidad" para que la comunidad académica lleve adelante el curso académico según lo pautado y diseñado, con protocolos y medidas estudiadas por la USAL para un funcionamiento "correcto".


Más allá de esto, sin embargo, como otro de los problemas que existen se encuentran los contactos que se puedan producir en botellones en casas, sobre lo que también se ha expresado ya preocupación, aunque Igea, en Salamanca, aseguró este lunes que el trabajo de concienciación y sanciones está siendo bueno para ello pese a lo que mostró su idea de conducir la comunicación a estos jóvenes para evitar comportamientos incívicos. 


Donde parece no existir demasiada preocupación es en las propias clases de la universidad, donde cada alumno tendrá asignado un sitio definido para todo el año como una de las novedades. El vicepresidente de la Junta también valoró el hecho del comienzo de las clases en las enseñanzas no universitarias y lo igualó al que se va a producir ahora: "La apertura de colegios generaba mucha tensión y hemos visto que no se ha producido un estallido proporcional y esperamos lo mismo de la universidad", comentó.