Nuevo pasaje de la guerra entre PP y PSOE, ahora por las mamparas de los autobuses

Nuevo pasaje de la guerra entre PP y PSOE, ahora por las mamparas de los autobuses

|

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha demandado este martes la instalación de mamparas de protección en el puesto de conductor de los autobuses urbanos en la ciudad, “una medida necesaria, fundamental e imprescindible”, ha apuntado el portavoz del PSOE en el Consistorio José Luis Mateos, “para mejorar la seguridad y reducir el riesgo de contagio por COVID-19 en el transporte público tanto para los usuarios como, fundamentalmente, para los trabajadores”


El PSOE insiste en esta demanda, que ya realizó el pasado mes de julio presentando incluso una moción en el Pleno en este sentido para que desde el Ayuntamiento se exija a la empresa concesionaria del servicio que garantice la protección de sus trabajadores en el contacto con los usuarios que acceden a los autobuses y, tome medidas de prevención y lucha, contra los rebrotes en la capital que, a día de hoy “y por desgracia” ofrece uno de los peores datos en relación al aumento de contagios en proporción con el resto de capitales del país.


El Grupo Socialista considera que la instalación de una mampara de protección en el puesto de conductor del autobús urbano, homologada debidamente por la inspección técnica de vehículos, no solo aumentaría las garantías de seguridad sanitaria y laboral en el servicio sino también, la seguridad en la conducción al mejorar la visibilidad de los conductores dificultada ahora por plásticos tal y como muestran las fotografías que acompañan esta nota.


Para los socialistas, los conductores de los autobuses urbanos de Salamanca deben contar con el apoyo y las mismas garantías de seguridad que el resto de los trabajadores. La normativa autonómica de Salud Pública permite a las autoridades sanitarias de las distintas Administraciones Públicas, “incluidos los Ayuntamientos y, por tanto, los alcaldes dentro del ámbito de sus competencias”, han concluido, adoptar medidas preventivas cuando exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo inminente y extraordinario para la salud". 


Ya se trabaja en ello


Por su parte, desde el PP aclaran que es una cuestión en la que ya se trabaja y que se han encargado varios prototipos de mamparas para que sean probadas en breve en los autobuses urbanos, de tal modo que sean los propios trabajadores quienes elijan el modelo que se adecua más al ejercicio de su actividad y a su seguridad.


Los ‘populares’ han recordado al Grupo Socialista, que "lejos de sus declaraciones alarmistas, los sistemas de protección actuales son perfectamente válidos". Al respecto, han añadido que las cortinas plásticas con las que están dotadas actualmente las cabinas de los conductores han sido recomendadas por el Gobierno de Pedro Sánchez, tal y como está reflejado en la página 8 del documento Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la Exposición al SARS-CoV-2, elaborado por el Ministerio de Sanidad.


Por tanto, el Grupo Municipal Popular ha recomendado a los socialistas que "apaguen el ventilador de los ataques sin ton ni son, porque por la vía del continuo alarmismo lo único que conseguirán es desprestigiarse a sí mismos y ha apuntado que entender la oposición como oponerse a todo es un camino muy poco constructivo".



En este sentido, ha concluido que en lugar de tanta "manipulación y demagogia", estaría bien que el PSOE se plantease arrimar el hombro y apoyar al alcalde en la "justa reivindicación" al Gobierno de España de que se habilite un fondo extraordinario para que los ayuntamientos puedan hacer frente a las pérdidas registradas en el servicio de autobús urbano a causa de la pandemia.