Cinco investigados por el violento incendio en Simancas que arrasó 20 hectáreas de pinos y pasto
Imagen del fuego. Fotografía: Guardia Civil

Cinco investigados por el violento incendio en Simancas que arrasó 20 hectáreas de pinos y pasto

|

El SEPRONA de La Guardia Civil de Valladolid, investigó a cinco personas vecinas de Valladolid, por Delito de Incendio Forestal, ocurrido el pasado día 10 de agosto de 2020. Según el Informe Técnico de Causas realizado por la Guardia Civil, el punto de inicio fue localizado en una parcela en la que se estaban realizando labores de limpieza y desbroce de hierbas y maleza junto al referido monte, próximo a la Urbanización de “Entrepinos” de Simancas (Valladolid), cuando una chispa de la maquinaria empleada produjo el incendio forestal que afectó a una superficie de casi 20 hectáreas de pinos piñoneros y pasto seco.


Con carácter general la época de peligro alto de incendios forestales abarca los meses de julio, agosto y septiembre, donde las circunstancias meteorológicas, incrementan notablemente el peligro de incendios forestales. La Consejería Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León mediante  ORDEN FYM/515/2020, de 12 de junio, fijó la época de peligro alto de incendios forestales en la Comunidad de Castilla y León. Dicha Orden recoge las actividades que se pueden realizar en circunstancias normales para esta época, pudiendo sobrevenir otras tales como una prolongada sequía, que aconsejen ampliar la época de peligro alto o declarar situaciones de alarma por la peligrosidad que supondría la producción de un incendio forestal.


Cuando trabajaban los ahora investigados, nos encontrábamos en una situación de excepcionalidad declarada por la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal mediante Resolución de 7 de agosto del 2020, por la que se prorrogaba la situación de alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales entre los días 8 y 10 de agosto en la Comunidad de Castilla y León. En dicha situación declarada por riesgo meteorológico de incendios, entre otras, queda prohibido el uso de maquinaria en el monte y sus proximidades cuyo funcionamiento pueda generar chispas, habiendo los investigados, hecho caso omiso de esta prohibición con el consiguiente resultado.


El Equipo del SEPRONA de Valladolid instruyó Atestado que fue remitido al Juzgado de Instrucción Nº 2 de Valladolid que lleva la causa.


A los investigados se les imputa la comisión de un delito de Incendio Forestal por imprudencia, que lleva aparejada una pena de prisión de 1 a 5 años y multa de 12 a 18 meses.