ENTREVISTA | Una camarera vallisoletana tras quedarse en paro: “Veo negro el futuro para el ocio nocturno”
Leyre Martín. Fotografía: Javi García

ENTREVISTA | Una camarera vallisoletana tras quedarse en paro: “Veo negro el futuro para el ocio nocturno”

NoticiasCyL Valladolid charla con Leyre Martín Muñoz, una vallisoletana de 27 años a la que la COVID-19 ha arrebatado su trabajo y que ahora se las tendrá que ingeniar para pagar su piso y afrontar un año más de su carrera universitaria
|

El ocio nocturno es uno de los sectores que están pagando la crisis de la COVID-19. Propietarios, trabajadores y demás personas asociadas a estos establecimientos se tuvieron que apretar el cinturón cuando  la Junta de Castilla y León publicó el Acuerdo 43/2020 de 15 de agosto por el que se recoge la obligación de cierre total del ocio nocturno y se establece el cierre de discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo.


Los casi 200 establecimientos de Valladolid que cuentan con licencia de bar musical pueden solicitar ante el Ayuntamiento la compatibilidad de su permiso con el de bar-cafetería para abrir a las 6 y cerrar a la 1, tras la modificación normativa que aprobó la Junta hace apenas una semana y que permite a estos bares especiales ejercer la actividad de hostelería y restauración. Habrá que esperar para saber cuántos locales se acogen a ello en la ciudad. 


NoticiasCyL Valladolid charla con Leyre Martín Muñoz, una joven vallisoletana de 27 años que acumulaba 9 trabajando en diversos bares asociados al ocio nocturno y que se ha quedado en el paro por la crisis de la COVID-19.


La pucelana, amante de la fotografía y de la música, estudia además el Grado en Diseño de Interiores y ve con preocupación el futuro a pocos días del comienzo de curso, en el paro, con gastos que afrontar y con la difícil misión de encontrar un empleo para compaginar estudios y trabajo, lo que podía hacer trabajando como camarera en el ocio nocturno.


Pregunta. ¿Cómo vivió usted ese Acuerdo 43/2020 de 15 de agosto por el que se recoge la obligación de cierre total del ocio nocturno y se establece el cierre de discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo?


Me sentí frustrada porque fuimos los últimos en abrir y los primeros en cerrar


Respuesta. Me sentí frustrada porque fuimos los últimos en abrir y los primeros en cerrar. Solo nos dio tiempo a trabajar poco más de un mes con todas las restricciones de aforo y siguiendo todas las pautas y recomendaciones marcadas. Te da rabia hacer las cosas bien y aún así volverte a quedar sin trabajar porque cierran de nuevo los bares de noche.


P. El jefe le comunicaría el cierre del bar y que usted entraba en ERTE. Cuénteme cómo fue.


R. Entré de nuevo en ERTE durante el mes de agosto. Me explicó la situación pero no hacía ni falta porque, por desgracia, se veía venir. Ya al inicio de septiembre nos informó que íbamos a tener que ir al paro porque la situación, después de tantos meses, ya era insostenible. Mantener en ERTE a tantos trabajadores sin tener ingresos es muy complicado por no decir que es imposible.


P. Estos bares especiales asociados al ocio nocturno pueden servir en terraza. ¿Es insuficiente?


R. Insuficiente se queda corto. El bar en el que yo trabajo tiene 5 mesas en la terraza, más la restricción del horario, los grupos de 6… es imposible mantener un bar y a sus camareros con solo eso, es inviable. Y nosotros contamos con esa “suerte" pero hay muchos bares de noche que no tienen terraza por lo que no tienen ni la posibilidad de abrir.


P. ¿Cómo ve esa modificación normativa de la Junta que en principio permitirá a los bares musicales ejercer la actividad de hostelería y restauración si así lo solicita el establecimiento?


R. Es una opción pero sigo viéndolo incompatible. La gente asocia bares con noche y copas. Pocos bares de copas tienen la posibilidad de meter mesas en su interior o no les sale rentable. Por mucho que puedan abrir a las 6 de la mañana, la gente no va a ir a tomarse una copa a las 8, 9, 10, 11 o 12. A los bares que decidan solicitarlo ya les tocaría meter cafetera en el bar, grifo de cerveza, etc. y, al final, las cuentas no salen. Sin olvidarnos de la distancia de seguridad, el control de aforo y la restricción de hora. Al final, de 1 a 6 siguen cerrados.


P. ¿Cree que en Valladolid habrá muchos establecimientos de “ocio nocturno” que soliciten la compatibilidad de su permiso con el de bar-cafetería?


R. No creo que muchos bares musicales lo soliciten. A algunos les puede salir rentable si disponen de cafetera o están acostumbrados a un horario en el que antes abrían a las 4 de la tarde pero a muchos otros no. Hay bares que eran totalmente nocturnos y dudo que la caja que puedan hacer un martes, ahora que llega el frío, les compense para cubrir gastos como agua, luz, o el sueldo del camarero.



Sigo pensano que el problema más importante es la hora. Puedes abrir a las 6 de la mañana como cafetería, sí, pero ya te toca habilitar cocina para desayunos, mobiliario, adaptar a tu servicio para que en lugar de copas pongan desayunos… dudo que a muchos bares les salga rentable todo esto. 


P. Desde los 18 años hasta los 27 que tiene ahora, ha estado trabajando en bares de “ocio nocturno”. Ahora se queda en paro. Situación complicada.


Siempre he tenido esa seguridad de tener un trabajo


R. Demasiado complicada a la vez que estresante porque siempre he tenido esa seguridad de tener un trabajo y ahora mismo no sé ni de qué vivir  ya que el sector de la hostelería está muy mal. Su recuperación va a ser lenta.


P. ¿Cree que el ocio nocturno está siendo injustamente señalado ante la crisis de la COVID-19?


R. Totalmente. Hablo como camarera y como cliente. Siempre haciendo las cosas bien o al menos intentando que todo esté perfecto, por mi seguridad y la de todas las personas que vengan al local. 


Siguiendo todas las pautas y medidas. Que si mascarillas, gel, distancia, desinfectar todo para que luego, otra vez, se nos trate de “apestados". Se focaliza en nosotros el problema cuando ahora mismo, con todo cerrado, el número de casos sigue aumentando. Además, tengo que ver como en las noticias, para hablar de la COVID-19, se emiten  imágenes de bares de noche y terrazas, no de supermercados, del transporte público, etc. Acaba siendo muy frustrante.


P. ¿Situación insostenible en la que muchos establecimientos se van a ver obligados a cerrar?


R. Hablo como camarera pero intento ponerme en la piel y en los ojos de un autónomo ya que mi pareja lo es. Tengo amigos propietarios de bares de noche y “sé” su situación. Me da pena pensarlo y decirlo pero creo que muchos bares van a acabar cerrando. No se puede mantener un bar sin ingresos durante meses y seguir teniendo que pagar alquiler y seguridad social en algunos casos. Si todavía es de tu propiedad lo llevas algo mejor pero sigues sin meter dinero en casa. Para los bares que pagan alquiler, veo difícil que puedan aguantar mucho más tiempo.


P. Volviendo a su caso personal, usted paga un piso y estudia. ¿Tiene ahorros para poder subsistir sin trabajar?


R. Algo tengo, sí. De lo poco que he podido trabajar este verano pero no da para mucho y es lo que más miedo me da.


P. ¿Y cuándo comience las clases cómo lo va a hacer?


R. Esa es mi gran duda, qué hacer. Con las clases y los trabajos me resulta imposible compaginar estudios y trabajo. Mi forma de compaginarlo era trabajar de noche los fines de semana y ahorrar, no quedaba otra, ahora ya ni eso.


R. En el último ERTE le ingresaron, encima, 5.07 euros. ¿Ha reclamado el error?


R. He pedido cita en la oficina de desempleo para solicitar el paro y, a mayores, reclamar un error ya que tienes esa opción a la hora de pedir cita. Por teléfono no te lo cogen nunca y, además, están citando para dentro de dos meses.


P. Difícil vivir con 5 euros.


R. Imposible. Yo tengo la suerte de tener ahorros, de poder pedir cierta ayuda a mi familia y a mi pareja pero cada vez que pienso en la cantidad de familias que están en esta situación, sin cobrar el ERTE después de meses, que viven al día, madres o padres con hijos y sin ayuda económica o que reciben 5 euros del ERTE por error… acabo sintiendo impotencia.


P. ¿Cómo ve el futuro? ¿Cuál puede ser la solución?


Veo negro el futuro para el ocio nocturno


R. Turbio, esa es la palabra. Veo negro el futuro para el ocio nocturno. No entiendo qué diferencia hay  entre tomar un vermut un domingo por la mañana o un sábado por la noche. Las medidas son las mismas, solo cambia el horario.


No sé cuál puede ser la solución, sinceramente, ojalá la supiese. Me gustaría que nos dejasen de tratar como un problema.