El Ayuntamiento aprueba el reglamento para los 600 huertos urbanos junto al Tormes

El Ayuntamiento aprueba el reglamento para los 600 huertos urbanos junto al Tormes

|

El Pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado, de forma definitiva, el reglamento y las bases que regulan el funcionamiento de los 600 huertos urbanos ecológicos de Salamanca, actualmente en proceso de construcción en Salas Bajas, entre los barrios de Chamberí y Tejares.


Estos huertos formarán parte de un parque de más de 100.000 metros cuadrados en el entorno de la ribera del río Tormes con una lonja agroalimentaria y nuevas zonas de ocio y disfrute, dentro de una inciativa con un presupuesto global de 2.049.794 euros, enmarcada en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) Tormes+ y que en total cuenta con un presupuesto en torno a 20 millones de euros, cofinanciados por los fondos Feder y el Ayuntamiento de Salamanca.


La ejecución de este proyecto pondrá a disposición de los salmantinos cuatro modalidades de huertos destinados al ocio, a fines sociales, a la investigación y a la formación educativa, según ha reseñado el consistorio en la información remitida a Europa Press.


Los huertos abarcarán una superficie media de 45 metros cuadrados cada uno y estarán delimitados en once sectores vallados con medidas de seguridad, entre las cuales se incluyen cámaras de vídeo vigilancia y control digital de acceso.


Podrán ser beneficiarias de la adjudicación de uso de los huertos las personas mayores de edad empadronadas en el término municipal de Salamanca con una antigüedad de al menos un año, así como cualquier entidad pública o privada o empresa de economía social con sede en el municipio de Salamanca, cuyo fines y objetivos cumplan objetivos de formación, emprendimiento y sociales ligados a la agricultura ecológica.


La selección de los adjudicatarios se realizará previa inscripción de los interesados en un registro de demandantes, cuyo plazo se abrirá "próximamente". Las autorizaciones tendrán una duración como máximo de seis años, en función del tipo de huerto que se trate, y siempre que existan huertos vacantes y no haya lista de espera.