El Museo del Côa en Portugal acoge una exposición sobre los primeros pobladores del Valle del Duero relacionados con Siega Verde-Foz Côa
El viceconsejero de Cultura, Raúl Fernández Sobrino, acompañado del presidente de la Fundación Côa Parque, Bruno Navarro, ha inaugurado en el Museo del Côa la exposición ‘Piedras con memoria’

El Museo del Côa en Portugal acoge una exposición sobre los primeros pobladores del Valle del Duero relacionados con Siega Verde-Foz Côa

La exposición ‘Piedras con memoria’ presenta los yacimientos de Foz Côa-Siega Verde a través de una selección de imágenes modernas, realizadas con la tecnología actual, que reproducen las imágenes prehistóricas realizadas con simples utensilios líticos. Además, incluye referencias a otros yacimientos del Valle del Duero de ambos países, en el caso del lado español la raya, algunos de Segovia, Salamanca y Soria
|

El viceconsejero de Cultura, Raúl Fernández Sobrino, acompañado del presidente de la Fundación Côa Parque, Bruno Navarro, ha inaugurado en el Museo del Côa la exposición ‘Piedras con memoria’. La muestra expositiva visibiliza nuevamente la colaboración que la Consejería de Cultura y Turismo viene manteniendo con las instituciones portuguesas, fruto de la cual tuvo lugar el 1 de agosto de 2010 la inclusión de la estación rupestre de Siega Verde en la Lista del Patrimonio Mundial, como ampliación del bien inscrito del Valle del Côa portugués.


Por ello, según ha manifestado el propio Raúl Fernández Sobrino, se ha querido “conmemorar este 10º aniversario de la declaración internacional en compañía de nuestros queridos vecinos portugueses y en este importante Museo del Côa”. El viceconsejero ha aprovechado para transmitir al presidente de la Fundación Côa Parque su agradecimiento por esa intensa y fructífera colaboración.      

 

Contenido de la exposición


La exposición se presenta, en primer lugar, en el Museo del Côa como reconocimiento por ser el primer sitio declarado por UNESCO en 1998 por su excepcionalidad y alto valor cultural y la defensa de la conservación de este patrimonio cultural. La versión española de la muestra se presentará en el Museo de la Evolución Humana de Burgos, inaugurado hace una década, como este del Côa, y asociado también a otro sitio Patrimonio Mundial: los yacimientos de la Sierra de Atapuerca. Posteriormente, está previsto que ambas versiones de las exposiciones itineren por otros lugares de ambos países, lo que permitirá dar a conocer este singular legado y conmemorar su reconocimiento internacional.


La presentación de los sitios y de sus manifestaciones se realiza a base de una selección de fotografías que tratan de trasladar al público a esos territorios y visualizar las rocas en las que se encuentras las figuras grabadas. Además, en esta ocasión, los dos sitios objeto de declaración Patrimonio Mundial se enmarcan en el contexto del Valle del Duero, en el que se ubican. Las investigaciones de los últimos años han ido descubriendo distintos lugares de habitación y otras estaciones artísticas semejantes –aunque con menor número de representaciones- que permiten contextualizar las formas de vida de los primeros pobladores del valle del Duero.


Así, se incluyen referencias a los yacimientos de Posadouro o Sampaio en Bragança, Domingo Garcia y la Cueva de la Griega en Segovia o la Fuente de la Salud en Salamanca. También sobre los hallazgos de arte mueble en Medal en el vale do Sabor, nordeste de Portugal o Fariseu (con una exposición en este Museo do Côa), la de Villalba en Soria y las de Estebanvela en Segovia que pueden admirarse, respectivamente, en los Museos Numantino de Soria y en el de Segovia.


Estas manifestaciones artísticas paleolíticas al aire libre existentes en el Côa y Siega Verde posibilitan una observación directa y con menores restricciones que las ubicadas en el interior de las cuevas y, por tanto, su visita resulta mucho más fácil, especialmente en estos momentos, ofreciendo claras ventajas como actividad cultural y de ocio. Por ello, el viceconsejero de Cultura ha animado a la visita de todos estos lugares, convencido de que el atractivo cultural y turístico de Foz Côa y Siega Verde, junto con el de Ciudad Rodrigo y el de todo su territorio, serán un factor de crecimiento y desarrollo de estas tierras fronterizas.


Colaboración con Portugal


La propuesta de ampliación de la estación rupestre suponía completar la variedad figurativa, completar el conocimiento de las fases intermedias de la secuencia crono-estilística del arte paleolítico, profundizar en el conocimiento de las relaciones 'tribales' y económicas de los primeros grupos cazadores. En definitiva, la nueva zona permitía superar los límites artificiales de los estados y encuadra las relaciones del hombre con el territorio.


La colaboración con Portugal viene siendo especialmente intensa en los últimos años, a través de exitosos proyectos comunes como el Plan Románico Atlántico,en el que participa también la Fundación Iberdrola; el plan de desarrollo Duero Douro, que están poniendo en marcha empresas e instituciones a ambos lados de la Raya; la Bienal AR&PA, que se ha convertido en el único evento europeo transnacional, también junto a la Feria de Florencia y Monumento Salzburg, diversos proyectos europeos y el más importante, por estar reconocido por la UNESCO, el de este Yacimiento Foz Coa–Siega Verde, único Sitio Cultural transnacional declarado Patrimonio Mundial y en el que existe un órgano de gestión conjunto.


Desde que fue descubierto en 1988, en el trascurso de trabajos de prospección para la confección del inventario arqueológico de Castilla y León, la Junta de Castilla y León no ha dejado de actuar en el conjunto salmantino, declarándolo Bien de Interés Cultural en 1998, con labores de protección y conservación, como vallado del área de los grabados, adecuación de caminos de acceso y señalización o instalación de cámaras de video-vigilancia e impulsando su candidatura como Bien Patrimonio Mundial ante UNESCO para la ampliación del bien Patrimonio Mundial del Vale do Côa. Se ha realizado un gran esfuerzo de gestión, investigación, conservación y difusión de Siega Verde, con una inversión de más de 1,7 millones de euros.


Desde entonces se viene llevando a cabo una gestión participada junto a los agentes sociales de la zona, tanto ayuntamientos, como la asociación de desarrollo ADECOCIR, que ha obtenido como resultado el reconocimiento en 2018 por el Itinerario Cultural del Consejo de Europa “Caminos de Arte Rupestre Prehistórico” con el distintivo de Patrimonio Rupestre Europeo. Nuestro vecino Yacimiento de Foz Coa se incorporó entonces a este Itinerario Cultural, reforzando así la gestión conjunta de ambos enclaves.


En estos momentos, está en marcha el proyecto conjunto PALEOARTE, sobre arte paleolítico transfronterizo, que pretende avanzar en la investigación y la difusión de ambos enclaves. Con ese objetivo de contribuir al mayor conocimiento y difusión de este lugar universal y en el marco de la celebración del X Aniversario de la declaración como Patrimonio Mundial, se han programado para los meses de agosto a octubre diversas iniciativas tales como: visitas nocturnas teatralizadas al yacimiento, talleres divulgativos para escolares, el espectáculo de danza contemporánea 'Neanthertal' y varias exposiciones como ésta que hoy se inaugura en el Museo del Côa, en Portugal.