La Junta solo tomaría "decisiones particulares" en los colegios de Valladolid y Salamanca ante una incidencia "fuera de control"

La Junta solo tomaría "decisiones particulares" en los colegios de Valladolid y Salamanca ante una incidencia "fuera de control"

|

En cuanto a la “contradicción” a la que se refería ayer el alcalde de Valladolid entre las limitaciones de aforo y la vuelta a clase, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha señalado, primeramente, que la fecha del inicio del curso escolar, fijada para el 9 de septiembre, se ha decidido en un Consejo Interterritorial, valorando todas las medidas, el riesgo y el beneficio.


“Si viéramos una incidencia acumulada fuera de control tomaremos las decisiones particulares sobre Valladolid y Salamanca”, teniendo en cuenta que “si se quiere abrir los colegios se debe tener una incidencia de contagios baja”. Igea ha defendido ser “leal” al Consejo Interterritorial y, asimismo, la importancia de abrir los colegios por la brecha social que supondría no abrirlos.


Y es que ayer el alcalde vallisoletano reprochaba a la Junta los diferentes raseros impuestos en los aforos al considerar contradictorio que no permitieran, por ejemplo, más de 25 personas en el Teatro Calderón y, en cambio, sí permitieran que 25 alumnos se pudieran juntar en un aula de unos treinta metros cuadrados.  


No obstante, Igea ha mostrado también preocupación por la vuelta a las universidades. Desde la Junta de Castilla y León se está valorando la situación puesto que, como ha apuntado el vicepresidente, los estudiantes se desplazan en miles de un sitio a otro y “todo lo que supone desplazamiento supone un riesgo”, ha concluido.