Investigados dos vecinos de Almazán por una plantación de marihuana oculta en una isleta junto al Duero

Investigados dos vecinos de Almazán por una plantación de marihuana oculta en una isleta junto al Duero

|

SORIA, 28 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil de Soria ha investigado a dos vecinos de Almazán, de 35 y 38 años, como presuntos autores de un delito de salud pública ya que podrían ser los responsables de una plantación de marihuana, con 24 plantas, oculta en una isleta en la ribera del río Duero, según ha explicado la Subdelegación del Gobierno en Soria.


La Guardia Civil tuvo conocimiento el pasado día 16 de agosto de la existencia de una plantación de marihuana (cannabis sativa) en la ribera del Duero en la zona que intercomunica Rebollo de Duero, una localidad adscrita al Ayuntamiento de Velamazán, y Centenera de Andaluz.


Los agentes rastrearon la zona y localizaron una isla en el cauce del río Duero, de difícil acceso, que precisó de actuaciones en el interior del río a diferentes profundidades, hasta localizar un pequeño paso que da acceso al interior de la isleta.


La Guardia Civil encontró dentro de la isleta unos zarzales de grandes dimensiones y en el medio de uno de ellos, una zona desbrozada y preparada, donde había un total de 24 plantas de marihuana de una altura media aproximada de dos metros de altura.


Las plantas pesaron, en verde, 33,450 kilogramos y junto a la zona de acceso a la plantación se encontraban los efectos necesarios para su cuidado y mantenimiento.


La Guardia Civil estableció los dispositivos continuos de vigilancia y custodia de la plantación y el pasado martes, 25 de agosto, fruto de las investigaciones llevadas a cabo, identificó a las dos personas mencionadas como presuntos autores de un delito contra la salud pública, por el cultivo de sustancias prohibidas.


Todas las diligencias instruidas, las plantas aprehendidas, los efectos empleados para la comisión de este ilícito penal y los dos investigados, han pasado a disposición de la autoridad judicial en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Almazán.


La plantación desmantelada por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Soria, se encontraba ubicada en el medio natural, lo cual significa que, entre las labores de seguridad dentro de su demarcación policial, se contemplan las relativas a la prevención de hechos delictivos, entre las que se encuentra el cultivo de sustancias prohibidas.