La Junta estudia la oferta de rastreadores del Ejército pero quiere "repetir el episodio de un hospital de campaña sin médicos ni camas"

La Junta estudia la oferta de rastreadores del Ejército pero quiere "repetir el episodio de un hospital de campaña sin médicos ni camas"

|

La Junta de Castilla y León no descarta aceptar el ofrecimiento del Ministerio de Defensa que brinda 2.000 rastreadores del Ejército a las CCAA para atajar el avance del COVID, y agradece la oferta, que según ha explicado hoy el vicepresidente, Francisco Igea, "estamos estudiando". No obstante, ha puntualizado que "no parece que vaya a ser de excesiva utilidad", ya que Castilla y León tiene más de 600 rastreadores, y se calcula que, de esos 2.000, a Castilla y León le corresponderían 100, "si el reparto fuera proporcional, que no pensamos que sea así". La Junta quiere estar segura de cuál será la estrategia y cómo integrarlos en los equipos de atención primaria. "No querríamos repetir el episodio del hospital de campaña sin médicos y sin camas", ha recordado en referencia al hospital de campaña levantado el Segovia sin ser utilizado por falta de personal, y por ello el gobierno regional ha solicitado "aclaraciones".


En todo caso, Igea recuerda que "no renunciamos a ninguna de las armas que se nos ofrezcan".