El Ayuntamiento renueva y desplaza la tubería de impulsión que transcurre por la parcela del futuro parque de bomberos

El Ayuntamiento renueva y desplaza la tubería de impulsión que transcurre por la parcela del futuro parque de bomberos

Se trata de una actuación de renovación y de seguridad para evitar problemas futuros
|

El Ayuntamiento de Zamora está acometiendo las obras de desplazamiento y reposición de una tramo de la tubería de impulsión de agua potable hacia el depósito municipal situado en la carretera de la Hiniesta, que transcurre por la parcela del polígono e la Hiniesta en la que se va a construir el futuro Parque de Bomberos. 


Se trata también de una actuación necesaria de prevención y seguridad ya que afecta a una parte en la que se ubicarán las construcciones, lo que podría originar serios problemas en el futuro en caso de rotura o avería circunstancial. La obra consiste en el desplazamiento y la reposición de un tramo de 130 metros lineales de la tubería actual de fibrocemento de 450 mm. de diámetro, que se sustituirá por otra tubería de fundición dúctil del mismo diámetro, alojada bajo una zanja de 1,80 metros de profundidad junto al vial de acceso al polígono industrial. 


El presupuesto de ejecución de la obra es de 48.400 euros, y cuenta con un plazo de ejecución previsto de un mes. El proyecto de construcción del nuevo Parque de Bomberos, cuyo proyecto se encuentra ya en el departamento de contratación para su licitación, contará con una inversión de 2,4 millones de euros, y se estima que sea una realidad en este mandato, veinte años después de que se planteara su construcción. 


El nuevo Parque de Bomberos estará ubicado a la entrada del polígono de la Hiniesta desde Cardenal Cisneros en una parcela de 7.378 metros cuadrados, de propiedad municipal y situada en la esquina que forma a avenida de Cardenal Cisneros con la calle La Siega. La superficie construida será de 2.752,36 metros cuadrados distribuidos en un edificio de servicios y estancia de dos plantas y una nave para los vehículos; además de una torre de maniobras de 25,36 metros de altura, equivalentes a nueve plantas, más una torre de comunicaciones con la que alcanzará los 30 metros de altura. 


El recinto contará además con un espacio interior para prácticas y maniobras de casi cinco mil metros. El edificio administrativo contará con vestíbulo, sala de visitas, vestuarios y aseos, despachos y zona de oficina, sala de reuniones, archivo, aula de formación, 15 dormitorios individuales para bomberos y cuatro para los mandos, cocina y cuarto de estar, además de varios espacios de almacén, taller con foso para lavado y engrase, gimnasio y galería de entrenamiento. 


Y en el patio de maniobras además de la torre de entrenamiento se construirán dos pozos de prácticas de dos metros de circunferencia y una profundidad mínima de 10 y 5 metros. La nave para los vehículos ocupará una superficie de más de 650 metros cuadrados con 8 metros de altura y capacidad para 9 camiones de gran tonelaje y otros cinco vehículos ligeros; y también dispondrá de un espacio para la exposición del vehículo y material antiguo. 


El acceso y salida de los caminos de bomberos se efectuará por la avenida de Cardenal Cisneros, para lo que se instalarán unos semáforos junto al actual paso de peatones, que serán accionados desde el propio parque de bomberos cuando se produzcan las salidas de emergencia.