Salamanca se une a los consistorios que rechazan la "incautación" de los ahorros municipales

Salamanca se une a los consistorios que rechazan la "incautación" de los ahorros municipales

|

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, se ha adherido al manifiesto de los ayuntamientos españoles contra la 'incautación' de los superávits municipales acordada por el Gobierno de España y la Federación de Municipios y Provincias (FEMP).


Este manifiesto fue suscrito inicialmente por los máximos responsables de ciudades como Cádiz, Granada, Lleida, Madrid, Murcia, Pontevedra, Reus, Santa Cruz de Tenerife, Valencia, Zaragoza y ahora también Salamanca, informan desde filas 'populares' a través de un comunicado remitido a Europa Press.


Alcaldes de todos los grupos políticos, a excepción del Partido Socialista, solicitan una reunión inmediata con el Ministerio de Hacienda para replantear las ayudas estatales a los municipios, reducir las limitaciones financieras impuestas a los ayuntamientos eliminando la regla de gasto, el concepto de déficit y de estabilidad, -al menos para el año 2021-, avanzar en un nuevo sistema de financiación de las entidades locales y definir el acceso a la financiación europea de los ayuntamientos respecto a los fondos asignados a España por importe de 140.000 millones de euros.


De igual modo, los regidores municipales reclaman en este pacto común, en el que se reivindica el papel fundamental que han jugado todos los ayuntamientos en la gestión de la crisis sanitaria y económica ocasionada por la pandemia, que los consistorios puedan disponer libremente de los remanentes acumulados durante los últimos años, destinándolos a los proyectos y políticas que cada municipio determine en función de sus necesidades y en beneficio de sus vecinos.


Por último, exigen a la FEMP y al Gobierno de España la rectificación de forma inmediata de los términos del acuerdo así como la iniciación de nuevas negociaciones que permitan establecer unos criterios de reparto de los fondos basados en la igualdad y en la solidaridad.


"UN ATROPELLO"


Para García Carbayo, "es inaceptable el chantaje del Gobierno de España, que quiere incautarse del dinero de los salmantinos. Por eso, -añade-, "no estamos dispuestos a entregar los ahorros municipales, de todos los vecinos, para que el Gobierno los utilice en su agenda política mientras las entidades locales se ven privadas por dichos fondos".


El alcalde de Salamanca señala que quién mejor que los ayuntamientos y diputaciones para saber en qué gastar el dinero de los ciudadanos, "que no es del Gobierno". "Los grupos políticos salmantinos hemos decidido en qué gastar nuestro dinero, a través de un acuerdo pactado entre todos los partidos políticos con representación municipal. Las decisiones sobre nuestros ahorros se toman desde la Plaza Mayor, no desde el Palacio de la Moncloa".


García Carbayo considera que el acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la FEMP es "un atropello a la autonomía municipal" y por eso pide al Gobierno que recapacite y mejore la financiación local sin una propuesta que esconda un "chantaje inaceptable" y que podría vulnerar los principios de autonomía y suficiencia financiera que la Constitución consagra como base de la gestión de las entidades locales.


Finalmente, el primer edil salmantino señala que se trata de un conflicto del Gobierno de España y del Partido Socialista contra el resto de grupos políticos que, además, rompe la tradicional unanimidad que había existido hasta este momento en los acuerdos adoptados por la Federación de Municipios y Provincias.