El Ayuntamiento de Valladolid llega a un acuerdo por tres años sobre el servicio de Bomberos

El Ayuntamiento de Valladolid llega a un acuerdo por tres años sobre el servicio de Bomberos

Está avalado por los sindicatos CCOO, UGT y CSIF
|

Los avances del Ayuntamiento de Valladolid en los servicios esenciales tienen una nueva prueba con el acuerdo que afectará al Servicio de Bomberos, denominado “Reclasificación del personal y actualización de diversos aspectos del anexo del Servicio de Extinción de Incendios , Salvamento y Protección Civil”.


El  acuerdo se logró  con los tres sindicatos presentes en la mesa general de negociación del Ayuntamiento de Valladolid (CCOO, UGT y CSIF)  tras un proceso diálogo intenso con los representantes del colectivo de bomberos. El documento, ratificado en la Junta de Gobierno celebrada el miércoles, contempla una mejora de las condiciones de los 150 integrantes de la plantilla de Bomberos con el objetivo final de procurar un mejor servicio a los ciudadanos.


Juan Carlos Hernández, concejal de Recursos Humanos, asegura que el pacto es importante porque “supone dar cumplimento a la Ley que disponía la reclasificación de los bomberos a los nuevos grupos y ello se realiza mejorando las condiciones retributivas del colectivo y reforzando medidas encaminadas al correcto funcionamiento  del servicio”.


El concejal responsable de Personal enmarca estas medidas en “la apuesta del Equipo de Gobierno presidido por Óscar Puente por mejorar el Servicio de Bomberos con la modernización de las instalaciones y vehículos”, al tiempo que contrasta las inversiones actuales con “el abandono en periodos pasados”

Este nuevo acuerdo, junto con la convocatoria en marcha de 11 plazas de mecánico conductor y la próxima de 19 plazas de bomberos (en total 30 plazas), refuerza el compromiso del Gobierno municipal para dotar a la ciudad de un servicio de bomberos eficiente, bien equipado y dimensionado adecuadamente a las necesidades de Valladolid.  


Entre las mejoras figuran las   las relativas a la posibilidad de incrementar voluntariamente la jornada a realizar y otras sobre funciones, distribución de las vacaciones, reclasificación de los puestos de trabajo, nuevos criterios para la provisión de puestos vacantes, productividad.


Los cambios incluidos en  la propuesta no implican un incremento de los gastos globales en materia de personal.