"Otra vez las mismas sensaciones en el hospital, pasando por lo mismo que en marzo en muchos aspectos"

"Otra vez las mismas sensaciones en el hospital, pasando por lo mismo que en marzo en muchos aspectos"

|

El doctor de Medicina Interna del hospital de Salamanca Miguel Marcos, ya relevante en las redes sociales por sus informaciones sobre el coronavirus y la evolución de la pandemia, ha vuelto a referenciar los problemas que ya está habiendo en el centro hospitalario. 


De esta manera, y con 34 hospitalizados después de doblarse los ingresos en planta en solo dos días, aunque en el último día han descendido en tres, reflejó este lunes las sensaciones que se vuelven a vivir en el hospital, ahora con el conocimiento de lo que puede llegar a ser pero con menos fuerzas tras lo ya vivido. A los hospitalizados, eso sí, se le suma un paciente en UCI. 


Así, reflejaba en un tuit que vuelve a haber "otra vez las mismas sensaciones en el hospital" y que se está "pasando por lo mismo que en marzho en muchos aspectos". "¿Hemos aprendido cosas? Por supuesto. ¿Estamos preparados? Nadie está preparado para esto otra vez", comentó. 


Pese a ello, eso sí, el conocimiento sobre el tema le lleva a opinar que en esta ocasión "no será tan intenso ni tan dramático como en marzo", aunque sí "más largo y con nuevos desafíos". De hecho, uno de los mayores problemas también es la incertidumbre de qué podrá llegar en invierno si en verano ya "vamos mal". 


Por lo anterior, mandó su ánimo a los compañeros de primaria y del hospital que luchan contra la pandemia haciendo referencia a su compañero Jorge García Criado, también médico, que ya habló de "tarde dura" en Urgencias con 15 pacientes y dos ingresos por neumonía. "Mi sensación es que volvemos a la primera semana de marzo", aseveró. 


Y todo ello, como ya han explicado en otras ocasiones, con el cansancio acumulado y una mala sensación por lo ya vivido, así como por el retraso en otras labores del hospital por su paralización ante la primera oleada del coronavirus. "Hay límites para todo. Solo la propia respuesta a la primera vez ha dejado daños evidentes. La carta -inevitable- de "cerrar el hospital tres meses", tiene daños colaterales evidentes y ahora cada nuevo retraso diagnóstico o demora quirúrgica puede notarse mucho más", recuerda.