TRAMA ADVOKATER y todo lo que salga

TRAMA ADVOKATER y todo lo que salga

|

El Derecho penal es el último estadio de acción del derecho, el más duro con el que garantizar determinados bienes jurídicos, para lo cual se establecen todo tipo de garantías, obligaciones y fórmulas que impiden su aplicación sin fundamento o de forma espuria, de manera que se fundamenta en pruebas que deben de obtenerse por medios lícitos y que demuestren la existencia de un acto tipificable como delito.

       

En estos días se habla de investigación prospectiva (a ver qué pesco) pero se olvida o desconoce la propedéutica (enseñanza necesaria) para llevar a efecto una labor de investigación acorde con los datos que se aportan, los hechos que se han de valorar y la aplicabilidad del derecho penal, de este modo, no se producirá acción alguna en el ámbito penal sin la existencia de un dato o circunstancia por sí misma evaluable como indiciariamente delictiva, de modo que, si el juez ha instruido una causa contra PODEMOS es por tener datos que indiciariamente son constitutivos de un delito y no para investigar en esa casa sin pruebas. Dicho de otro modo, la policía no puede dar una patada en la puerta de tu casa si no es por estar cometiéndose un delito flagrante en ella.

          

La Gürtel (Correa en alemán) nace de la declaración de un conmilitón del PP y la aportación de unos documentos, al Juez -hoy delincuente- de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.      Ahora, en la trama "advokater" (abogado en sueco), en referencia a que esta surge de los abogados de la formación morada, y que es lo que se hacen los dirigentes al hablar del tema, es la misma forma de actuar. Un militante desde dentro saca el hilo al que se engancha el juez para realizar su investigación. Sin ese hilo, sin esos datos, sin esas pruebas, el juez no puede iniciar una investigación "a ver qué encuentra", por lo que carece de sentido la afirmación de los podemitas.

          

El problema en uno y otro caso son las "cajas B" o como ahora afirman los comunistas "la caja de resistencia" que, en ambos casos, no es más que dinero negro, blanco o sin color que la formación destina a pagar, por debajo de la mesa, en sobres, metálico, a sus dirigentes cuando no alcanzan los mínimos precisos para ellos.


Ejemplo: eres Procuradora en Cortes y te vas a presentar a Diputado, por lo que existe un tempo en el que en lugar de cobrar 6000 € al mes, te ciñes a tu soldada civil que no alcanza los 2000 €. Pues bien, pasas por el partido (pp y/o podemos) y se aplica la "caja B, de resistencia" y se te abonan los 4.000 € restantes hasta que seas diputada y cobres tus 10.000 € del ala. Eso que conocimos en el PP, con el nombre de "sobres", es lo que ahora denuncian los abogados de la formación comunista como "caja de resistencia". En un caso el tesorero "sé fuerte" y ahora "son las cloacas del Estado"; al final, es la misma mierda una con corbata y bien vestida y la otra con rastas o desmelenaos y sin lavar... ¡en fin! Otra vez una pandilla de destripaterrones mononeuronales con necrosis cerebral que nos toman por tontos y nos roban con descaro y alevosía.


La presunción de inocencia que debemos de predicar de todos, incluídos estos desagarramantas, no te hace pasar por tonto, sino que te obliga a exigir una investigación seria, rigurosa, firme y sin fisuras que consiga demostrar la culpabilidad y, para eso, debemos de dejar trabajar al Juez y no permitir que ni ellos ni nadie le presione en modo alguno.


Ellos, que no han aplicado la presunción de inocencia ni al emérito; ellos, que hablan de casta y de aforamientos indecentes, ellos que echaron del gobierno a quien parecía podía haber tenido conocimiento de la caja b, son los que, ahora, se enrollan en el proceso penal, buscan acogerse al aforamiento y redenominan la caja b como caja de resistencia para que parezca algo menos repugnante, jugando con los términos, los derechos, las personas y la dignidad única y exclusivamente para mantener su estatus, que para algo han pasado de cajera de supermercado a ministra, muy dignos ambos trabajos cuando el escalafón es ascendido por méritos propios y no por ser la mujer o el marido de, sin ningún tipo de esfuerzo o demostración de valía.


Ya veremos lo que da de sí el caso advokater; pero, si eran los Compliance de la formación, ellos y nadie más que ellos poseen o deberían de poseer toda la información para acabar con la corrupción, entre otras cosas por ser esa su función. Que Dios les pille confesados o, como dirían ellos salud camarada.