La incidencia del coronavirus en Castilla y León se dispara en el último mes: de un 3% en julio al 56% en agosto

La incidencia del coronavirus en Castilla y León se dispara en el último mes: de un 3% en julio al 56% en agosto

|

La incidencia por cada 100.000 habitantes del coronavirus en Castilla y León durante los últimos dos meses ha crecido exponencialmente en las últimas semanas. En la primera semana del mes de junio la incidencia se situaba en un 10,59% y posteriormente fue bajando hasta alcanzar su punto mínimo en la semana del 29 de junio al 5 de julio, con un 2,96% y un 3% en la semana siguiente. A partir de esa fecha las cifras fueron empeorando hasta situarse en la última semana de julio en un 22,13% y llegar a la primera semana de agosto a un 56,09%.


Unos datos que ha dado a conocer el Ministerio de Saniad en la orden mediante la que se aprueba la declaración de actuaciones coordinadas en salud pública para responder ante la situación especial de riesgo derivada del incremento de casos positivos por COVID-19. Tal y como informa, este incremento de transmisión se inició con brotes epidémicos identificados en ámbitos concretos, pero a partir de ellos se ha observado un incremento de la incidencia de la enfermedad en todas las comunidades autónomas que incluye un componente de transmisión comunitaria que en muchas ocasiones no se puede asociar a brote epidémico alguno. A nivel nacional, la incidencia en la segunda semana de agosto es casi seis veces la observada en el mes de junio.


Aunque la situación, asegura el Gobierno, "no es comparable a la sufrida en los meses de marzo y abril, se observa un incremento constante de casos en todo el territorio que va progresivamente generando un número creciente de casos graves que requieren hospitalización e ingreso en Unidades de Cuidados críticos".