¿Decadencia o fortaleza?

¿Decadencia o fortaleza?

|

No sabía cómo comenzar éste artículo, simplemente porque no encuentro las palabras más elegantes para contarles la indecencia ,falta de conocimiento y ningún respeto que la derecha de éste país muestra de forma permanente.


¿A qué me refiero? Es normal que duden, ya que son tantas las tropelías e insensateces que escuchamos del Sr. Casado, la Sra. Ayuso y el Sr. Abascal que ya cuesta saber en qué fruslería estamos. Hablo de lo referente al Acuerdo Económico histórico al que se ha llegado desde la Federación Española de Municipios y provincias con el Ministerio de Hacienda y los Ayuntamientos.


Veréis, como el tema es algo complejo os lo voy a explicar con ejemplos muy claros. Como sabréis fui alcaldesa de Olivares de Duero, es un pueblo maravilloso pero con poca población , apenas 300 habitantes. Cuando llegué a la Alcaldía tenía en mi mente solo una cosa, que era mejorar la calidad de vida de las personas del municipio, y eso se hace con inversiones, porque para mí invertir en salud, igualdad, cultura, educación y empleo no es un gasto, sino una inversión.


Pues bien ,cuando llegué me encontré con lo que conocerán como 'Ley Montoro', la implantó en 2012 el gobierno del PP de Rajoy ¿Qué dice ésta ley? Qué aunque tengas dinero en el ayuntamiento, incluso aunque no tengas deuda, no puedes gastarte todo, porque tienes un tope de gasto que el Gobierno del PP inventó para controlar a los Ayuntamientos (siendo los gobernados por ellos los que acumulaban más deuda por cierto, pero eso es otro tema).


Esa ley ,la de estabilidad presupuestaria, no ha sido derogada, ya que claro el propio PP nunca votará en contra de algo que ellos implantaron aunque eso beneficie a la ciudadanía, queda patente que su prioridad siempre será el ego y los fines políticos frente a los sociales.


Tras la crisis derivada de la COVID-19 los ayuntamientos se hacen más fundamentales que nunca, ya que son la institución más cercana a la ciudadanía, y por ende a quien ésta recurre en primer lugar. Parece obvio que a los ayuntamientos hay que dotarles de recursos y mecanismos que les permitan utilizar ese dinero ahorrado para comprar material sanitario, ayudar a las familias que tanto han perdido en ésta pandemia, y en definitiva ayudar a las personas que tanto lo necesitan.

La pregunta es ¿Cómo podemos dotar a los ayuntamientos de esos recursos para ayudar a las personas con la "Ley Montoro" en vigor?


Por suerte, en la FEMP contamos con profesionales entregados a los que les importa más el bienestar de las personas que competir políticamente por el espacio político, así que han pensado que sería óptimo realizar un acuerdo en el que los ayuntamientos puedan utilizar los remanentes y superávit, que se cree un fondo de 5000 millones de euros vía presupuestos generales del estado,que no haya regla de gasto ,y que se aumenten las competencias municipales, eso sí, todo voluntario, no forzoso como lo hizo Montoro.

Como verán éste acuerdo que tanto critican en la derecha no es otra cosa que invertir en las necesidades de las personas y reforzar la autonomía de las entidades locales, solo sé que es un buen acuerdo, sino que debe ser excepcional a tenor de las desmesuradas críticas por parte del PP.


Cuando escuchen en las noticias lo "malísimo" que es éste acuerdo piensen en la opción que plantea la derecha, que es la de no invertir los recursos sino acumularlos, y lo opuesto, que es invertir en mejorar la vida de las personas. Piensen si ese familiar o amigo que se ha quedado sin empleo estaría mejor con inversiones de las instituciones para paliar el daño causado, o si está mejor teniendo que sobrevivir porque unos señores que solo saben criticar, pero nunca aportar, han decidido que es mejor dejar en la estacada a los que lo necesitan.


Piensen que en caso de que todo empeore de nuevo ,si es mejor que sus ayuntamientos cuenten con los recursos para poder paliar el envite o no poder hacerlo porque es fundamental ". Piensen si ustedes apuestan por el futuro y el desarrollo o por el contrario prefieren tener los recursos paralizados de forma inútil.


Como dijo José Ingenieros "Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes sólo necesitan saber a dónde van."


¿Decadencia o fortaleza? Ustedes eligen