Valladolid Diversa se disuelve por falta de voluntarios

Valladolid Diversa se disuelve por falta de voluntarios

|

La asociación Valladolid Diversa, creada en 2015 con la firme intención de dar un

gran impulso al activismo por la diversidad sexual y de género en Valladolid, ha anunciado su disolución por falta de voluntariado suficiente para desarrollar su actividad. En un emotivo comunicado, la asociación agradece todos los apoyos recibidos durante este tiempo, y anima a seguir con la lucha contra la discriminación y la opresión contra el colectivo LGTBI. Les ofrecemos a continuación el contenido íntegro del comunicado:


"La asociación Valladolid Diversa se creó en el año 2015 con la firme intención de dar un gran impulso al activismo por la diversidad sexual y de género en Valladolid. Por  supuesto, desde el primer momento sabíamos que este camino no sería fácil, que en ocasiones las características propias de nuestra ciudad y, más aún, de los pueblos de nuestra provincia pueden hacer que se conviertan en un lugar muy hostil para las personas que no nos ajustamos a la norma social establecida. También éramos conscientes de que había una menor movilización social en comparación a los años anteriores. Pero precisamente por ello estábamos convencidas de la necesidad de que todas las personas de Géneros y Sexualidades Diversas (GSD), o LGTB+, nos movilizáramos y participáramos activamente en la lucha por nuestros derechos, nuestra dignidad y nuestra igualdad real para acabar con las múltiples formas de discriminación y opresión que sufrimos cada día.



Siempre hemos tenido claro que las herramientas más adecuadas para promover la igualdad y el respeto de toda la sociedad hacia el colectivo GSD o LGTB+ son la educación, la información y la concienciación. Pero también hemos tenido claro que los derechos y las medidas que nos pudieran dar garantías contra las discriminaciones no caerían del cielo ni nos los había regalado nadie nunca, sino que para conseguirlos,

disfrutarlos o mantenerlos debíamos hacer uso de la visibilidad, la denuncia y la reivindicación, tanto dentro como fuera de las instituciones públicas. Y siempre hemos considerado como algo fundamental y absolutamente prioritario dar apoyo, asistencia y ayuda a las personas GSD o LGTB+ que sean víctimas de agresiones o de cualquier otro tipo de discriminación.


Durante estos cinco años de andadura hemos llevado nuestro activismo a las calles, plazas, institutos, facultades, centros cívicos, bibliotecas, espacios juveniles, centros sociales, otras asociaciones, grupos scouts, organizaciones políticas y sociales, instituciones, juzgados, medios de comunicación, bares, conciertos, fiestas populares, espacios culturales... y cualquier otro lugar donde hemos creído que era necesario crear un espacio de reflexión, debate, formación, ayuda o reivindicación. 


Todas las actividades, intervenciones o acciones que hemos realizado han sido posibles gracias a las diferentes personas que en algún momento han formado parte de Valladolid Diversa, que han aportado su tiempo, sus energías, sus conocimientos, sus ideas, su compromiso, su compañerismo, su implicación... de forma completamente voluntaria, altruista y desinteresada (no entendemos otra forma de hacer activismo),

trabajando para que en esta ciudad y en esta provincia podamos vivir en libertad. A todas esas compañeras, se encuentren donde se encuentren, les enviamos nuestro más profundo agradecimiento y nuestros mejores deseos. 


Las personas que a día de hoy formamos parte de Valladolid Diversa nos hemos visto obligadas a tomar la decisión de disolver la asociación, por falta de voluntariado suficiente para continuar con nuestra actividad. No lo vivimos como algo dramático, pues nos sentimos satisfechas y orgullosas del trabajo realizado y entendemos que las organizaciones no son un fin en sí mismo, sino que son herramientas para conseguir los fines que se proponen. En nuestro caso, nos alegramos de haber podido ser una herramienta de utilidad para avanzar en la consecución de nuestros fines durante estos años, y ahora que vemos que no podemos seguir siéndolo, entendemos que lo mejor es formalizar nuestra disolución y apoyar otras herramientas, como las otras dos organizaciones de la diversidad sexual y de género en Valladolid: Fundación Triángulo y ATC Rainbow, a quienes hemos decidido destinar a partes iguales todo nuestro patrimonio económico y material para que puedan continuar el camino.


Afortunadamente, nuestra lucha no ha sido en solitario. Hemos tenido la suerte de contar con el abrazo fraternal de otras asociaciones, colectivos, organizaciones, movimientos sociales, fundaciones, organismos, proyectos, profesionales e incluso personas a título individual que nos han apoyado, acompañado y ayudado de diversas formas. A todas ellas les damos las gracias de corazón y les deseamos que puedan continuar durante muchos años con su actividad, porque son imprescindibles para Valladolid.


Valladolid Diversa se despide, y las personas que todavía formamos parte de ella esperamos que el trabajo que hemos realizado a lo largo de estos años haya ayudado a mejorar la situación del colectivo GSD o LGTB+ en nuestra ciudad y nuestra provincia. Que las personas a las que hemos atendido de forma individual hayan encontrado en nosotras la ayuda que necesitaban. Que nuestra labor educativa en los institutos haya ayudado a que nuestro alumnado pudiera entenderse y aceptarse mejor, y que haya logrado evitar muchas actitudes de acoso y discriminación. Que los espacios de debate, análisis y formación hayan resultado enriquecedores. Que la visibilidad, derechos y políticas públicas que hemos conseguido mediante nuestra reivindicación estén funcionando. En definitiva, esperamos que nuestro activismo haya contribuido a que al menos hoy Valladolid sea un lugar más habitable para nuestra gente. 


Aunque, por supuesto, todavía seguimos sufriendo discriminaciones y opresiones en todos los ámbitos, contra las que es necesario que todas las personas GSD o LGTB+ sigamos luchando. Pero a partir de ahora ya no será desde Valladolid Diversa. Es el momento de pasar el testigo para que nuestras compañeras continúen el camino. A las personas que nos habéis acompañado de la forma que sea, simplemente queremos deciros: gracias y hasta siempre".