Investigados los presuntos autores de dos incendios en la provincia de Zamora

Investigados los presuntos autores de dos incendios en la provincia de Zamora

|

La Guardia Civil ha procedido en el mes de julio a la investigación de dos personas como supuestos autores de dos delitos de incendio forestal por negligencia e imprudencia respectivamente, debido a que cuando estaban realizando labores propias, durante el trascurso de sus trabajos se originaron ambos incendios. 


En el primero de los incendios, a finales de junio, se originó en la comarca de Toro, donde un incendio afectó a 7 hectáreas de pino, debiendo actuar varios medios de extinción. Comenzadas las labores de investigación sobre las posibles causas, todas ellas apuntan a que el incendio empezó en el interior de una finca privada donde el investigado como supuesto autor, estaba realizando trabajos con una amoladora sobre una pieza de metal, cuando en el trascurso de sus labores se inicio el fuego. Esta persona dio aviso a los medios de extinción al no poder controlarlo afectando a los terrenos colindantes, debiendo ser empleados varios medios de extinción para sofocarlo, resultando investigada, por componentes del Seprona, como supuesto autor de un delito de incendio forestal por negligencia.


En el segundo de los casos, en la comarca de Aliste, a mediados de este, mes se produjo un incendio que afectó a tierras de labor y masa forestal, más de 30 hectáreas de extensión, teniéndose que movilizar varios medios de extinción: helicópteros, hidroaviones, buldózer, bomberos, retenes de tierra y cuatro unidades de la Guardia Civil. Los informes pertinentes concluyeron que el incendio comenzó por la imprudencia en los trabajos de siega de cereal de una maquinaría agrícola que trabajaba en esa zona. 


En el día del incendio, aunque el responsable de esos trabajos sí cumplían con los medios de apoyo que son necesarios durante la realización de estas labores, todos ellos encaminados a sofocar los pequeños conatos de incendios que se pueden producir durante esta actividad, no se percataron del inicio del incendio, no pudiendo llegar a controlarlo extendiéndoles al resto de los terrenos colindantes, siendo investigado como supuesto autor de un delito forestal por imprudencia. Las actuaciones han sido llevadas a cabo por componentes del SEPRONA y Agentes Medio Ambientales de la Junta de Castilla y León.


Las diligencias judiciales se han puesto conocimiento del Juzgado de Guardia correspondiente y las administrativas, en conocimiento de la autoridad competente en esta materia (Junta de Castilla y León). En los trabajos agrícolas, quema de residuos o restos orgánicos, trabajos con maquinaria que pudiera soltar chispas o esquirlas incandescentes, o cualquier otro tipo de actividad que se susceptible de poder provocar un incendio, hay que asegurarse en cada uno caso de las autorizaciones pertinentes, épocas de uso, y medios de extinción exigibles para cada tipo de actividad, con la finalidad de poder reaccionar ante una adversidad y así evitar todo tipo de daños , tanto personales como materiales, como informa la Guardia Civil.