El alcalde de Valladolid: “Las Fiestas como tal no van a poder celebrarse”
Óscar Puente, alcalde de Valladolid

El alcalde de Valladolid: “Las Fiestas como tal no van a poder celebrarse”

Óscar Puente espera para tomar la decisión final en la segunda semana de agosto, con prudencia y muy atento a lo que ocurre día a día en la crisis del coronavirus
|

Tras los anuncios de la no celebración, por parte de los hosteleros, de la Feria de Día, el anuncio de las peñas de que tampoco van a realizar actividades, o las Casas Regionales de que cancelan este año su Feria Gastronómica, el alcalde de Valladolid ha respondido a las preguntas de los periodistas para hablar sobre las Ferias y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo en la ciudad del Pisuerga, que se celebran a principios de septiembre.


“Todavía no tenemos tomadas todas las decisiones. Estamos ultimando lo que queremos hacer. Las Fiestas como tal, las que conocemos habitualmente, es evidente que no van a poder celebrarse. Estamos valorando los aspectos que sí que podemos mantener. Hace un mes teníamos una perspectiva que ahora ha cambiado a peor”, aseguraba Óscar Puente esta mañana en el salón de recepciones tras presentar una iniciativa en esa apuesta que Valladolid tiene por fomentar la digitalización.


El primer edil ha vuelto a citar la segunda semana de agosto (14 de agosto aseguró en una rueda de prensa de hace apenas un mes) para “vislumbar lo que se va a poder hacer”, siempre atendiendo a la normativa y a la evolución de la pandemia de la COVID-19.


“Queremos que se lleven a cabo las actividades en el recinto ferial. La normativa y la autoridad sanitaria lo permite, es un sector devastado y Valladolid puede ser una oportunidad para los feriantes”, ha asegurado el alcalde.


Puente ha descartado los “grandes conciertos en la Plaza Mayor” y también “los fuegos artificiales” y ha apostado también por las “actividades en la Feria de muestras”.


En cuanto a la hostelería, el propósito del primer edil pasa por realizar “el máximo de actividades” apostando por “el formato de pequeños conciertos en plazas para animar a la ciudadanía a acudir a las terrazas” eso sí “nada parecido a la Feria de Día” pero con el objetivo de que “la gente consuma”.


Ese es el esquema en el que trabaja el Consistorio vallisoletano, siguiendo todas las normas sanitarias establecidas pero con prudencia y viendo de cerca la evolución de la COVID-19 que sigue presente entre nosotros.