El Ayuntamiento de Salamanca construirá un nuevo centro municipal de personas mayores en Chamberí
El alcalde, de visita por Chambería y Tejares

El Ayuntamiento de Salamanca construirá un nuevo centro municipal de personas mayores en Chamberí

Con un presupuesto aproximado de 1,7 millones de euros, se levantará sobre una parcela municipal de 750 metros cuadrados entre el Paseo César Real de la Riva y las calles Francisco Maldonado y Mariano Ares y Sanz
|

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento construirá un nuevo centro municipal para personas mayores en el barrio Chamberí, sobre una parcela de 750 metros cuadrados entre el Paseo César Real de la Riva y las calles Francisco Maldonado y Mariano Ares y Sanz, con un presupuesto aproximado de 1,7 millones de euros.


El regidor municipal explicó que, de esta forma, el Consistorio sigue aumentando la oferta de programas y actividades dirigidas a este colectivo en Salamanca, incluida en la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. Actualmente se desarrollan más de 250 cursos, talleres ocupacionales y actividades, que reunieron el pasado año a más de 36.000 participantes en torno a cuatro líneas estratégicas: salud, autonomía personal y atención a la soledad; formación, educación y seguridad; participación, convivencia e imagen social; y entorno saludable.


García Carbayo añadió que, al mismo tiempo, se cubre la necesidad existente de un espacio físico en los barrios trastormesinos, donde actualmente residen cerca de 4.200 personas mayores de 65 años, similar a los centros Tierra Charra y Juan de la Fuente, que abarcan las zonas norte y centro de la ciudad. De esta manera, se fomentará el envejecimiento activo y se prestará asistencia a las personas mayores para mejorar su bienestar y calidad de vida, al igual que se realiza con los servicios de teleasistencia y ayuda a domicilio, que benefician a cerca de 4.000 familias, o la puesta en marcha del programa ‘Salamanca Acompaña’ para combatir la soledad.


El alcalde recordó también la creación de la figura del Defensor del Mayor, cuyo borrador de reglamento se presentó la semana pasada al Consejo Sectorial de Mayores, para reforzar la ayuda y la protección a este colectivo; y la puesta en marcha del Centro de Convivencia Victoria Adrados, con 45 viviendas adaptadas a personas mayores y con movilidad reducida, al mismo tiempo que se suprimen todas las barreras, tanto físicas como cognitivas y sensoriales, a lo largo de la ciudad a través de un Plan de Accesibilidad que hace de Salamanca una ciudad plenamente accesible y cómoda para las personas de avanzada edad.


Detalles del futuro proyecto


El nuevo centro para personas mayores de Chamberí se levantará sobre una parcela municipal con una edificabilidad de 1.125 metros cuadrados sobre rasante, en una zona conectada con el resto de la ciudad a través de cinco líneas del servicio de transporte urbano por autobús.


El edificio, en el que primará la iluminación natural y las instalaciones térmicas energéticamente eficientes, dentro de la política de respeto por el medio ambiente y lucha contra el cambio climático que lleva a cabo el Ayuntamiento de Salamanca, contará con accesibilidad universal y cognitiva en todas sus dependencias. En el exterior se habilitarán espacios que faciliten a las personas usuarias la realización de actividades al aire libre.


El inmueble dispondrá, además de los correspondientes espacios de conserjería, recepción y despachos administrativos, así como servicios, vestuarios, taquillas y almacén, de un salón de actos polivalente, y un escenario accesible, donde llevar a cabo teatro, bailes, cine fórum o conferencias, entre otras actividades. También habrá un gimnasio, con una sala anexa para poder guardar el material empleado para las actividades de ejercicio físico, y una sala de usos múltiples para poder desarrollar exposiciones, talleres ocupacionales o clases de baile.


El nuevo centro de mayores contará además con una sala de uso para actividades sanitarias autorizadas, una sala de lectura, un aula con cocina para los talleres de habilidades domésticas y aulas de animación a la lectura, encuadernación, bricolaje, nuevas tecnologías, jardinería, pintura y manualidades. A mayores, se reservarán espacios para los servicios de cafetería y peluquería, y una sala de juegos y televisión para ocio.