Cruz Roja renueva equipamiento y vehículos a través de un convenio con la Diputación de Ávila dotado con 27.000 euros

Cruz Roja renueva equipamiento y vehículos a través de un convenio con la Diputación de Ávila dotado con 27.000 euros

|

El diputado de Consorcios, José Luis del Nogal, y la presidenta de Cruz Roja Española en Ávila, Mercedes Martínez, han inaugurado en Naturávila un curso de formación y talleres de la organización destinado a Equipos de Respuesta Básica en Emergencias, y en la que se han presentado materiales y vehículos adquiridos, en buena medida, por el convenio de 27.000 euros que tiene suscrito la Diputación Provincial con la ONG.


Los distintos materiales y herramientas, tanto de emergencias como de comunicaciones, han supuesto la renovación del equipamiento con que cuentan las diez agrupaciones comarcales de Cruz Roja, nueve en la provincia y una en la capital, señala la institución provincial a través de un comunicado remitido a Europa Press.


En cuanto a vehículos, se ha comprado un Dacia Duster, se ha transformado una ambulancia de Soporte Vital Básico en vehículo de socorros y se ha adquirido un remolque para el Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias de albergue.


El diputado de Consorcios ha destacado la labor que Cruz Roja hace "en favor de toda la sociedad" y se ha mostrado encantado de que Naturávila sea el escenario donde la ONG forma a estas personas que altruistamente se esfuerzan por ayudar a todos en momentos de dificultad.


A través de este curso, los responsables de los Equipos de Respuesta Básica en Emergencias, en total unas 25 personas, trasladarán a sus compañeros los conocimientos necesarios para realizar intervenciones de calidad ante situaciones como inundaciones, desaparición de personas o incendios. "La idea es estar preparados de tal manera que podamos dar una respuesta rápida y eficaz", ha explicado Mercedes Martínez.


La presidenta de Cruz Roja, que ha agradecido a la Diputación la cesión de Naturávila para la celebración de la jornada, ha llamado a la cautela ante situaciones que se están produciendo debido a las ganas con que se ha salido a disfrutar de esta relativa normalidad y ha apuntado que la organización está preparada para asistir en lo que sea necesario y aliviar el sufrimiento de las personas en caso de emergencia.


Alrededor de 500 voluntarios forman parte de las diez agrupaciones de la ONG en tierras abulenses.