ENTREVISTA | Miguel Cid Cebrián, o la pasión por la abogacía, la política y la tauromaquia

ENTREVISTA | Miguel Cid Cebrián, o la pasión por la abogacía, la política y la tauromaquia

|

Miguel Cid Cebrián, niño de la posguerra en su Ciudad Rodrigo natal, tiene un amplio y envidiable currículum profesional y político, aunque en esta última faceta 'debutó' cumplidos los 40 y arrasó, electoralmente hablando, en su bella localidad durante dos legislaturas.


Senador, alcalde y procurador en Cortes de CyL por el PSOE. Pero antes que nada abogado -doctor en Derecho (apto cum laude) por la UNED-. Ejerciente en la capital del reino desde hace más de medio siglo, y con despacho propio desde 1974 (Estudio Jurídico Miguel Cid y Asociados), ha simultaneado las tareas de jurista con las de profesor en la Universidad Carlos III, ha tenido cargos de confianza en el ministerio de Justicia, escritor, columnista y conferenciante. Durante diez años fue asesor jurídico y colaborador habitual del semanario 'Sábado Gráfico'.


Y sobre todo taurino como buen mirobrigense. Preside desde hace años la Asociación Taurina Parlamentaria, formada por parlamentarios y ex parlamentarios de todas las ideologías.


A caballo entre Miróbriga y Madrid, han ido transcurriendo los años y nuestro personaje siempre fue el mismo: sensato, afectuoso, educado, generoso con sus amigos a los que nunca les faltó un favor. Y fervoroso a la devoción del toro en su pueblo, donde siempre fue un defensor y precursor del famoso bolsín de Ciudad Rodrigo del que ahora es Patriarca.


P.- A sus 40 años le dio por la política activa ¿Cómo fue ir a aquello?

R.-En realidad todo empezó antes en la Universidad de Salamanca cuando inicié los estudios de derecho en 1959. Luchábamos contra el SEU, sindicato obligatorio y único impuesto a los estudiantes. Al final conseguimos su desaparición. Luego comencé a trabajar en Madrid, a donde me trasladé a ejercer la abogacía en el despacho de Gregorio Peces-Barba, mi maestro, y junto a Tomás de la Quadra- Salcedo. Luego clandestinamente me afilié al PSOE y a militar contra el franquismo sobre todo ante el represor Tribunal de Orden Público.


P.- La mayoría de los alcaldes veteranos suelen pasar a la bancada del Senado. Usted fue a la inversa, pasó de senador a alcalde logrando mayorías absolutas. Y luego procurador en CyL.

R.- Sí, eso fue en 1982. Formé candidatura para el Senado por Salamanca y salimos elegidos tres senadores y tres diputados. Seis de ocho. Un gran éxito. Y en 1983 me presenté a la alcaldía de Ciudad Rodrigo, mi ciudad natal que logramos por primera vez para el PSOE. Lo de procurador fue al dejar la alcaldía después de ocho años en ella. En las Cortes estuve poco tiempo por mí trabajo de asesor del Ministro de Justicia.


P.- ¿Se considera de la vieja guardia del PSOE? (tiene la misma edad que Felipe González)

Bueno, soy veterano y trabajé con Felipe González en la clandestinidad desde 1972 en que ingresé en el partido y después, de lo que me siento muy orgulloso.


P.- ¿Felipista, Zapaterista o Sanchista?

R.-Creo que lo principal es ser socialista y es a lo que aspiro, si bien hay que luchar siempre por mantenerte firme en tus ideas, lo que no es fácil. Pero bueno, todo evoluciona y los veteranos tenemos también que reciclarnos, aunque el pasado deje huellas, a veces imborrables.


P.- Hablando de Felipe González. PSOE, PP y VOX tumbaron la comisión de investigación (GAL) sobre el ex presidente en la Mesa del Congreso. ¿Su opinión sobre ello y sobre la lejanía aparente de González del Gobierno de Sánchez?

R.- En mi libro "Ante el final de ETA" (Ed. Catarata), abordo el problema del GAL. Creo, sinceramente, que no hubo crímenes de Estado, aunque aparentemente se cometieran errores. Desenterrar esa época me parece totalmente injustificado.


Sobre la posición de Felipe González respecto al Gobierno habría que preguntárselo a él. Ya ha dicho con sentido del humor que “a veces le parece el camarote de los hermanos Marx”. Pero en general no me parece que esté alejado ideológicamente del Gobierno.


Miguel cid album familiar (1)




P.- ¿Cómo vivió su etapa de senador, donde tuvieron aquella abrumadora mayoría?

R.- Había mucho trabajo y yo era portavoz de justicia. Además, tenía que simultanearlo con la alcaldía lo que me hacía estar en misa y repicando. Fue duro pero ilusionante.


P.- ¿Y la de alcalde de su ciudad?

R.- Quizá mi mayor satisfacción fue la alcaldía. En mi libro de 'Memorias de un Alcalde" lo cuento. Fueron muchos logros y conseguí que hasta la oposición trabajara en las delegaciones que no tuve inconveniente en concederles. Creo que acerté.


P.- ¿Fue usted profeta en su tierra? Porque, estar ausente desde 1968 y volver 15 años más tarde y barrer en las elecciones.

R.- La verdad es que nunca perdí el contacto, y mis vínculos familiares eran muy sólidos.


P.- Hay una anécdota curiosa en su trayectoria política, (tras 25 años de inactividad) como la de ofrecerse de concejal en su ciudad (2015) y sus paisanos lo rechazan. Sin embargo, sí lo aceptan en otra lista de un pueblo madrileño ¿Cuéntenos, Miguel?

R.-Es un episodio sin importancia. Es cierto que me ofrecí, pero en un puesto de relleno pues veía la posibilidad de conseguir la alcaldía como así fue. Al no estimarse necesaria mi aportación se me quitó un peso de encima. Lo de Madrid fue un servicio más al partido.


P.- ¡Siéntase orgulloso de lo que hizo por Ciudad Rodrigo en las dos legislaturas donde ganó con holgura!

R.-Ya lo he dicho, me siento muy satisfecho por lo conseguido con el apoyo de todos los integrantes del consistorio. El mayor ejemplo fue salvar el Teatro Nuevo. Hoy el centro cultural de la ciudad y mejorar las condiciones sociales y ambientales de nuestra gente. Su afecto así me lo demuestra.


Miguel cid (1)


Fotografía cedida por Miguel Cid 


P.- Por cierto, la corporación que por entonces usted presidía recibió a los Reyes de España en una visita histórica a Ciudad Rodrigo. Fue en abril de 1984. ¿En su calidad de jurista, qué opinión le merece todo lo concerniente al rey emérito?

R.-Fue una visita histórica e inolvidable, en la que comprobé su simpatía y atractivo personal al igual que el de la reina Sofía. Recientemente visité a Juan Carlos con mi Asociación Taurina Parlamentaria y se acordaba muy bien de aquella visita. Por cierto, allí declaró a Ciudad Rodrigo "Ciudad abierta al futuro". Un lema que no debe olvidarse.

En cuanto a lo que está pasando ahora, es muy triste y espero que la justicia lo aclare, y lo primero es dilucidar hasta donde el rey es responsable o no. Es un tema peliagudo sin precedentes en el que todo cabe. Pienso, no obstante, que la inviolabilidad le ampara en tanto en cuanto es rey, así como los hechos realizados en ese periodo.


P.- Y metidos en asuntos judiciales, ¿Queremos conocer su opinión sobre el caso Dina (la famosa tarjeta) y el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias?

R.- No tengo suficiente información para opinar con rigor. Creo, no obstante, que es otro asunto peliagudo que no es fácil resolver.


P.- ¿En su calidad de militante socialista, qué valoración hace de la coalición del Gobierno de Pedro Sánchez con Podemos?

R.- Era inevitable para ganar la investidura. Mejor hubiera sido conseguir las mayorías de la época de Felipe González, pero es lo que hay. La valoración es en general positiva, aunque haya algunas sombras.


P.- ¿Y la gestión de la pandemia?

R.- Un problema tan difícil e inesperado que se está resolviendo con dignidad, pero yo apuntaría al gran comportamiento de los sanitarios y, en general, del pueblo español responsable y ejemplarmente disciplinado.


P.- ¡No salimos de los juzgados, Miguel!

¿Qué le parece la situación de Cataluña en su contexto general y en especial la de los políticos presos del “Procés”?

R.-Muy preocupante. Ahora con la pandemia se comprueba la pésima gestión del Gobierno catalán y también la penitenciaria. Puede decirse que lo único aceptable es lo que no hacen ellos.


P.- Leo un titular: "La Europa ortodoxa doblega a Calviño y complica el futuro del gran plan de reconstrucción".

R.-Son cosas que pasan. Nadia Calviño era una excelente candidata, pero la política europea es muy complicada. Espero que no afecte a la tan necesaria reconstrucción que a todos interesa. Pienso que estamos bien posicionados con Bórrell y Arias Cañete y Sánchez que está haciendo un gran trabajo.


P.- ¿Cómo valora usted la situación económica que nos ha dejado la pandemia, y qué soluciones posibles aventura para España?

R.-La situación es muy difícil, pero estoy convencido que poco a poco la iremos superando ya que todos vamos en el mismo barco.


P.- Sus libros: “La Justicia Gratuita. Realidad y Perspectivas de un Derecho Constitucional”, “Manual del Abogado de Oficio” y “La Fuerza del perdón” (Ante el final de ETA). Sus cargos políticos, sus asesorías en el ministerio de Justicia, sus asociaciones profesionales, sus colaboraciones en prensa, sus conferencias, congresos, etc., sus escapadas a Ciudad Rodrigo…y su despacho de abogados. ¿De dónde sacaba tanto tiempo?

R.- Bueno, son ya 77años y la vida es larga si sabes llenarla de contenido y por supuesto si tienes salud y yo la tengo aceptable, bueno, sin entrar en detalles.



P.- Usted, que vino a la política para servir, -ya tenía su carrera prácticamente hecha- ¿Qué opina de los que vienen a servirse?

R.- Allá con la conciencia de cada uno. Pero creo que el mayor patrimonio es tener la conciencia tranquila y que tus hijos puedan estar orgullosos de ti.


P.- ¿Queremos conocer su opinión sobre las “puertas giratorias”, donde unos y otros de cada partido las utilizan sin rubor alguno?

R.- No me gustan, pero es difícil decir de esta agua no beberé. Yo pondría un plazo razonable (5 años) para no poder usarlas al dejar el cargo.


P.- ¿Cómo ve usted el nivel de la clase política actual, con respecto a su época?

R.-Es fácil decir que peor, pero en algunas cosas nos superan como en formación. Pero creo que tienen menos generosidad y altura de miras.


P.- Hace unos días leíamos su colaboración en nuestro digital sobre las elecciones gallegas y vascas. Ya sabemos que usted es un buen abogado y no adivino. Porque vaticinaba los posibles movimientos de unos y otros, a corto y medio plazo, pero no mencionó lo que ocurrirá con Sánchez.

¿Qué puede ocurrir en unas próximas elecciones generales con el PSOE?

R.- Es difícil saberlo, pero por no eludir la pregunta creo que, si Pedro Sánchez, sin apenas experiencia política consiguió ser presidente, ahora con el bagaje acumulado lo tendrá más fácil y yo así lo espero.


P.- ¿Cree que un futuro, tal y cómo se desarrolla la política actual, puede volver el bipartidismo?

R.- Será, a mi juicio, un bipartidismo corregido por los partidos nacionalistas que están cada vez más fuertes.


P.-Como abogado veterano, ¿Qué episodios nos puede contar a lo largo de su dilatada carrera?

R.- Tengo gran experiencia en el Tribunal de Orden Público, del que fui asiduo en mi etapa de rebeldía (risas). Respecto a mi ejercicio como abogado tuve clientes famosos como Antonio Gala, cuando escribió al morir Franco "muerto el perro se acabó la rabia", Curro Romero, sancionado por la Ley de Orden Público con 2 millones de pesetas por una bronca en Las Ventas, y el general Sáez de Santamaría, en su demanda contra Álvarez Cascos, entre otros. Y promoví y logré el indulto de Rafael Vera y José Barrionuevo.


P.- Ahora toca su pasión taurina. Ciudad Rodrigo y los toros van unidos desde tiempos inmemoriales.

¿Expláyese y venda las excelencias de su terruño en materia taurina?

R.- Ciudad Rodrigo se vende por sí sola en lo taurino. Une tradición, afición y en una zona ganadera importante. Además, lo popular se funde con lo profesional. Así, vimos el martes último de carnaval torear a El Juli y Morante y poco después en la misma plaza por cierto única, la capea popular con toros de impresionante trapío. Los mismos que se corren en encierros y desencierros.


Miguel cid album familiar (11)



P.- Cómo surgió lo de la asociación de parlamentarios taurinos, donde cada temporada reúnen y premian a la flor y nata de la tauromaquia en el Salón de los Pasos Perdidos del Senado.

R.- Fue idea de Pío García Escudero y yo le apoyé sin fisuras. Seguimos el modelo francés y estamos funcionando sin preocuparnos de nuestras ideologías pues no tenemos más color que el color de la Fiesta.


P.- Y hablando de los premios taurinos que conceden, está pendiente el de la temporada pasada donde, entre otros, galardonaron a su paisano y amigo Gonzalo Santonja.

R.- Efectivamente nuestros premiados de este año fueron Gonzalo Santonja, Morante de la Puebla, José Luis Carabias y Simón Casas. Recogerán sus premios cuando la dichosa pandemia lo permita. Esperemos que pronto, pues ya tenemos autorización de la Mesa del Senado. Por cierto, Gonzalo Santonja más que paisano es "hermano" desde que promoví con Juan Belén Cela, Alcalde de Béjar, el hermanamiento de nuestras dos ciudades: Béjar y Ciudad Rodrigo.


P.- ¿Cuál es su opinión ante la postura del Gobierno sobre la tauromaquia?

R.- A pesar de lo que se dice, el Gobierno no es antitaurino, prueba de ello es que su vicepresidenta primera Carmen Calvo es una gran aficionada, miembro activo de nuestra asociación en la que manifiesta su pasión por los toros. Ella me ha asegurado que las disonancias taurinas de algún miembro (Pablo Iglesias) no son significativas. Es más, José Luis Abalos también frecuenta los toros. A ello se une una legislación y unas sentencias del Tribunal Constitucional que protegen la Fiesta como Patrimonio Cultural de España. El Ministro de Cultura así lo ha proclamado recientemente. No veo nubarrones en el horizonte.


Miguel cid (2)


Fotografía cedida por Miguel Cid


P.- Y en usted siempre pervive una actividad social y reivindicativa, porque ahora preside la asociación " Plataforma los hombres y los animales en su sitio"

R.- Sí, se constituyó en 2017 en la plaza de toros de Las Ventas. Nuestro lema es “frente al animalismo el humanismo”. Forman parte desde taurinos, caza, cetrería, circos con animales, hípica, etc. Hemos celebrado un simposio en el Senado y editado un libro con las ponencias, pendiente de presentar. Ahora todo  está a la espera.

El movimiento surge porque, la preocupación legítima en nuestra sociedad por el bienestar animal, está siendo utilizada por una ideología de tinte totalitario, que modifica profundamente el concepto de relación entre los hombres y los animales, vigente en nuestra civilización.


P.- Por último, nos envió una fotografía entrevistando a Felipe González. Algo que nos sorprendió. ¡Regrese a sus tiempos periodísticos!

R.- Sí, ingresé en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid e hice mis pinitos y no tengo inconveniente en continuarlos. Entonces, Felipe González era todavía "Isidoro", recién elegido primer secretario general del PSOE en Suresnes, (París 1974) en dónde yo asistí. Por eso, y por mí relación con él, Sábado Gráfico me encargó hacerle la entrevista. Estamos más jóvenes, pero creo que ambos conservamos idéntica ilusión por nuestras ideas y por nuestro país que es España. Felipe dijo en esa entrevista algo que no hay que olvidar cuando le pregunté por las autonomías " no se puede olvidar lo que ha costado 500 años de la historia de España. Su unidad".



Gracias, abogado, amigo, por su bonhomía y amistad. Ha sido un verdadero placer contar con su colaboración para esta entrevista, donde ha demostrado usted lo que siempre fue: una excelsa persona, un caballero, un político honesto y un ilustre profesional del derecho.

“Gaudeamus igitur iuvenes dum sumus” (Disfrutemos pues, mientras aún somos jóvenes)


Fotografías cedidas por Miguel Cid Cebrián de su álbum familiar: GALERÍA DE IMÁGENES