Ana Sánchez tilda de "presidente tramposo" a Mañueco y asegura que es "el peor" que ha tenido la comunidad

Ana Sánchez tilda de "presidente tramposo" a Mañueco y asegura que es "el peor" que ha tenido la comunidad

|

La secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, ha sostenido este jueves en Salamanca que “Castilla y León no se merece ni al peor gobierno ni al peor presidente que ha habido en esta comunidad” después de que las decisiones tomadas en el último año por Fernández Mañueco hayan "provocado conflictos con todos los colectivos, desde los sindicatos hasta los médicos, pasando por la patronal o el colectivo de la Enfermería".


Recordó, además, que el presidente de la Junta ha demostrado "no tener palabra" ya que ha incumplido "todos los acuerdos de calado suscritos, los de las 35 horas de los empleados públicos –comprometidos en campaña electoral- o los incluidos en el Diálogo Social, por poner ejemplos recientes".


“Ha volado todos los acuerdos de comunidad y se retracta de todos los acuerdos firmados cuando toca ponerlos en marcha”, señaló Sánchez, quien añadió que ha dejado colgadas a 70.000 personas pendientes de cobrar ERTEs –más de 6.300 en Salamanca-.


En este sentido, señaló que Mañueco “es un presidente tramposo” según se deduce de las primarias del PP que investigan los tribunales. “¿Solo ha hecho trampas o también ha cometido delito? “¿Es un presidente en fraude de ley?”, se preguntó Sánchez.


Frente al desgaste que está sufriendo la comunidad a causa de la indolente política del PP y de Mañueco, puso al proyecto “conocido y reconocido” del PSOE que en Castilla y León tiene al frente a Luis Tudanca. “ Es un proyecto fuerte y unido, con un líder honesto y con palabra”, afirmó Sánchez, quien reiteró que el PSOE “está preparado en Castilla y León para tomar las riendas de la Comunidad en cualquier momento”.


Por otra parte, y respecto al Homenaje de Estado a las víctimas del covid 19 realizado en Madrid, reconoció la labor de los 10.000 militantes del PSOE en Castilla y León y de los cargos orgánicos que “paralizaron toda actividad para ponerse al servicio de la lucha contra la pandemia”.