Denuncian una brutal agresión con un palo en la provincia de Ávila

Denuncian una brutal agresión con un palo en la provincia de Ávila

|

Una familia ha denunciado ante la Guardia Civil de Horcajada por unos hechos ocurridos en la localidad abulense de Santa María del Berrocal el pasado 7 de marzo.


El presunto agredido denunció que se encontraba probando un coche que había reparado esa misma tarde pasando varias veces por la finca junto a la que finalmente se produjo el suceso. En una de esas ocasiones, al ver un foco de luz, ha aparecido el presunto agresor junto con otro familiar con garrotes en mano, según reza la denuncia, quedando atrapado la víctima al bloquear uno de ellos el coche. 


Ante ello, decidió salir y fue cuando comenzó a ser apaleado primero por el presunto agresor y posteriormente por otros dos familiares, siempre según la citada denuncia. 


La madre, que se encontraba con este, se ha quedado en el coche ante la violencia de estos y ha llamado a la Guardia Civil hasta que, al ver tanta sangre, se metió de por medio hasta que finalmente escaparon, no sin amenazas y mucho tiempo de por medio. 


En declaraciones a la Benemérita, además, ha asegurado que no ha pasado por delante de la vivienda en la que vivía el presunto agresor, como había denunciado este, aunque en ambos casos sí han asegurado animadversión entre ambos. 


Y es que el agresor, que fue detenido y puesto en libertad posteriormente, también interpuso una denuncia por mediación de la madre, que aseguró que los hechos sucedieron después de que la víctima pasara por delante de su casa en varias ocasiones para posteriormente dirigirse a la finca en la que guardan las ovejas. 


Fue allí, tras ir a comprobar el ganado, cuando la víctima, siempre según la denuncia de la madre del presunto agresor, se dirigió hacia ellos, golpeando a la madre en varias ocasiones con un palo, por lo que decidió defenderla con otro palo, según la denuncia de estos, causándole varias heridas de consideración. 


Por los hechos, la principal víctima sufrió politraumatismo, contusión en el arco cigomático izquierdo, y una fractura de dos metacarpianos por lo que el agresor fue detenido por un delito de lesiones graves aunque, tras declarar en el Juzgado, quedó en libertad.