Investigados cinco miembros de un grupo dedicado a robar camiones durante el confinamiento
Uno de los intentos de robo en Burgos cometido por la banda desarticulada. - GUARDIA CIVIL

Investigados cinco miembros de un grupo dedicado a robar camiones durante el confinamiento

|

La Guardia Civil investiga, a raíz de tres hechos cometidos en Burgos, a cinco personas a las que considera miembros de un grupo organizado itinerante dedicado a robar camiones durante el confinamiento por la pandemia por todo el territorio nacional.


En concreto, en el marco de la Operación 'Xagrado', ha investigado a A.F.B, R.F.J, M.S.S, J.M.H. y R.F.F.F, con edades comprendidas entre los 20 y los 38 años, como presuntos autores de tres delitos de robo con fuerza en interior de vehículos y a los que se les imputa además un delito de pertenencia a grupo criminal organizado.


Los hechos ocurrieron durante los meses de marzo y mayo pasados, durante el confinamiento motivado por la crisis sanitaria del COVID-19, han informado a Europa Press fuentes del instituto armado.


En este periodo se cometieron tres robos con fuerza perpetrados en el interior de las cabinas de camiones y semirremolques estacionados en un polígono industrial de los extrarradios de la capital burgalesa.


Fruto de la colaboración entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Unidades de la Guardia Civil, las denuncias llegaron a la Comandancia de Burgos, que abrió una investigación para esclarecer los hechos, cuyo modus operandi coincidía en todos los casos.


Se detectó la presencia de una banda "muy activa", que actuaba a plena luz de día, coordinadamente, en la perpetración de robos mediante el empleo de la fuerza.


Sus integrantes han podido ser identificados e investigados y se les vincula con otros hechos similares cometidos por toda la geografía española.


Pertenecen a un grupo especializado, organizado, jerarquizado, itinerante y muy activo, con capacidad e infraestructura para apoderarse de los propios vehículos pesados y los semirremolques, que trasladarían por carretera con toda la carga hasta su centro de operaciones.


Se desplazan a otras provincias donde localizan lugares donde estacionan vehículos pesados, realizan "catas" para verificar la mercancía y acceden al interior de las cabinas con el empleo de la fuerza. Aunque lo intentaron, en los tres casos ocurridos en Burgos no llegaron a sustraer la cabeza tractora y el semirremolque.