Las provincias de Castilla y León son las más seguras de España

Las provincias de Castilla y León son las más seguras de España

|

Ávila, Soria y Cáceres son las provincias con menor volumen de intrusiones a viviendas, lo que hace que sean las más seguras del país, ya que menos de un 0,25% de los usuarios de estas zonas han visto cómo saltaba la alarma de su domicilio al detectar la presencia de intrusos. Les siguen de cerca Burgos y Segovia, con una ratio de intrusión que no supera e inferior al 0,3%, según los datos del Barómetro de Seguridad de Securitas Direct, un estudio que la compañía realiza de forma anual apoyándose en los saltos de alarmas e intrusiones de sus más de 1,3 millones de clientes


Las provincias de Castilla y León son las que destacan en seguridad a nivel nacional, ya que Ávila y Soria repiten, por cuarto año consecutivo, en el Top 5 de las provincias más seguras. Segovia y Burgos también se han posicionado dentro del Top 10 en los últimos años. Y precisamente a nivel comunitario, Castilla y León también se coloca como la Comunidad más segura de España, con una ratio de intrusión del 0,3%, por delante de otras como Navarra (0,4%), Extremadura (0,5%), La Rioja y Galicia (ambas con 0,7%).


Si enfocamos en las ciudades de más de 100.000 habitantes más seguras de España, nos encontramos con un gran diversidad, ya que están repartidas por todo el territorio nacional. Burgos, Valladolid y Cádiz destacan como las tres con menor riesgo de intrusión, seguidas de otras como León y Bilbao. Completan el Top 10 Salamanca, A Coruña, Vitoria, Albacete y Santa Cruz de Tenerife, todas ellas con un porcentaje menor o igual al 0,5%.


"España es uno de los países más seguros de Europa gracias, en su mayor parte, a la colaboración del sector de la Seguridad Privada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, una relación que Securitas Direct lleva fomentando y liderando desde hace casi 30 años", explica Laura Gonzalvo, Directora de Comunicación y RSC de Securitas Direct.


"Siempre hay detalles a tener en cuenta para evitar riesgos innecesarios, como no acumular correo en el buzón y que la vivienda pueda parecer habitada en todo momento. Nuestra prioridad para que podamos disfrutar de unas vacaciones seguras, por lo que siempre recomendamos el ideal de seguridad, que es el que es la combinación de medidas físicas con medidas electrónicas, que consideramos el ideal de seguridad", detalla Gonzalvo.


Añade que los elementos físicos son todos aquellos que hacen que el ladrón invierta tiempo para acceder al hogar o negocio, y le obliga, además, a hacer mucho ruido para poder derribar esas barreras, dejándole más expuesto, como rejas, cerraduras, puertas blindadas.


Así, apunta que los elementos electrónicos son, ante todo, disuasorios y, en caso de que el ladrón decida finalmente acceder a la instalación, le apremian a abandonar la vivienda, "como una alarma conectada a una central receptora de alarmas, o el dispositivo Zerovision que, además de disuadir, en caso de intrusión verificada, expulsa un humo denso y muy molesto que obliga al intruso a abandonar la instalación de inmediato. Un paso más en la lucha constante de los expertos de seguridad contra los amigos de lo ajeno".