Satse lamenta que una parte del colectivo médico "niegue la atención directa en los centros de salud"

Satse lamenta que una parte del colectivo médico "niegue la atención directa en los centros de salud"

Tanto en el centro de salud como en los domicilios, sea sustituida por realizar una valoración y diagnóstico médico, mediante un cuestionario de preguntas vía telefónica
|

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha lamentado "profundamente" que una parte del colectivo médico "se niegue la realidad asistencial en los centros de salud", y defienda que la atención directa al paciente, tanto en el centro de salud como en los domicilios, sea sustituida por realizar una valoración y diagnóstico médico, mediante un cuestionario de preguntas vía telefónica.


SATSE insiste en que si el futuro asistencial pasa por sustituir la atención médica directa al paciente por un cuestionario de preguntas vía telefónica, "habrá que reflexionar sobre qué profesional realiza esas preguntas de manera protocolizada y sobre cuál debe ser la dotación real de cada profesional sanitario en cada centro de salud", pues si la enfermera "sí sigue garantizando con seguridad y garantía la atención directa y cuidados a los pacientes tanto en el centro de salud como en los domicilios".


A su juicio, "será necesaria una nueva valoración de las plantillas de estos profesionales, así como del sobreesfuerzo que vienen desarrollando durante y después de la pandemia generada por el coronavirus". En cualquier caso, considera que "las frías llamadas telefónicas desde la consulta médica" nunca van a "ocupar y sustituir a la atención presencial al paciente" tanto en el centro de salud como en los domicilios de éstos.


En estos términos se han respondido, por las alusiones, a la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) quienes han afirmado que, según apuntan, "las llamadas telefónicas desde las consultas a los pacientes, se hacen para evitar riesgos al paciente evitando unos desplazamientos al centro". Sobre esta cuestión concreta, desde Satse advierte de que, esta afirmación además de "generar alarma social injustificada de salud (pues dan a entender que los centros de salud no son espacios seguros)", no se sostiene porque "la realidad es que en el centro de salud existen las máximas garantías de seguridad".


Por otro lado, añade el sindicato de Enfermería, "en el día a día, los ciudadanos acuden a supermercados, tiendas de alimentación, tiendas de ropa, bares, restaurantes, transporte público, etc. y ninguno de estos espacios es tan seguro como lo es un centro de salud, siendo éste último el que mayores garantías de seguridad ofrece para los pacientes, por tanto, esa vaga justificación carece del más mínimo rigor".