5.000 euros para que ningún niño en Salamanca se quede atrás por la brecha digital

5.000 euros para que ningún niño en Salamanca se quede atrás por la brecha digital

Cáritas ha recibido el dinero de la Fundación 'Inocente, inocente'
|

La Fundación 'Inocente, inocente' ha hecho entrega de las ayudas correspondientes a la convocatoria #NoTeDejoAtrás, realizada con el objetivo de dar respuesta urgente a situaciones puntuales de necesidad provocadas por la brecha digital y agravadas por la crisis derivada del COVID 19. 


Se trata de más de 250.000 euros en ayudas de carácter no periódico, destinadas a paliar o resolver situaciones de urgente necesidad y que afecten a la infancia. 


Los beneficiarios han sido 40 proyectos de distintas ONGs y fundaciones de toda España que se dedican a mejorar la calidad de vida de los niños enfermos, con discapacidad o en riesgo de exclusión social, y entre ellas se encuentra Cáritas de Salamanca. 


El destino de las ayudas han sido gastos extraordinarios relacionados con la escolarización y la formación de los menores (conexión a internet, apoyo escolar online, ordenadores, tablets…), gastos de carácter complementario para el desarrollo de actividades para los menores (actividades ocupacionales, y actividades terapéuticas no cubiertas por el sistema de salud, actividades educativas de ocio y tiempo libre adaptados, otros recursos técnicos, etc.) y otras ayudas para la atención de situaciones urgentes y de grave necesidad de menores. 


Con estas ayudas, la Fundación 'Inocente, Inocente' ha querido poner un granito de arena para hacer que esa brecha desaparezca, para proteger la infancia y que todos tengan las mismas oportunidades, que los niños y niñas puedan seguir sus actividades y que tengan acceso a los recursos que les harán ser nuestro futuro.  


Tampoco podemos olvidar que estas situaciones se han visto agravadas cuando hay alguna enfermedad o discapacidad añadida, en estos casos, muchos niños y niñas no han podido continuar con su rutina habitual de tratamientos terapéuticos. Queremos evitar que se queden atrás como consecuencia de esta crisis sanitaria. 


En estos meses muchos de nosotros hemos podido continuar con nuestro trabajo, ver a nuestros amigos y familiares o incluso continuar con nuestros estudios, gracias a que tenemos acceso a internet y a la tecnología que nos permite conectarnos. Sin embargo, no es el caso para muchos niños y niñas de nuestro país que se han quedado atrás. La brecha digital es real. 


Por este motivo, junto con las ayudas económicas, la Fundación Inocente, Inocente continúa con su campaña de sensibilización y captación de fondos en RRSSbajo el hashtag #NoTeDejoAtras para poder seguir desarrollando estos proyectos.  


Incorpórate+ Proyecto en Salamanca 


Cáritas Diocesana de Salamanca es una de las entidades beneficiarias, en concreto contará con 5.000 euros que se emplearán para dotar de conexión de red a Internet y teléfonica por un año para el centro socio comunitario ‘la Inmaculada’, en el barrio de Chamberí – Tejares y así ofrecerlo a las familias que lo necesiten. Por otro lado, se prevé la adquisición de varios equipos informáticos para las personas con las que se interviene en diferentes barrios de la ciudad. Esta ayuda reforzará nuestra intervención con la comunidad, disminuyendo la fractura digital y favoreciendo la escolarización y el rendimiento académico para familias con mayor desventaja.   


Se espera mejorar la atención de las personas que acuden habitualmente a estos espacios socio comunitarios, y de la población de los barrios incorporando y actualizando la alfabetización digital dentro de la oferta de cada centro. Esto beneficiaría a 250 familias y a 350 niños, adolescentes y jóvenes. Se apoyará de manera intensa la incorporación de los alumnos al nuevo curso escolar con los recursos de las aulas y con las posibilidades de préstamos de equipos y conexiones para sus familias, evitando situaciones que han vivido algunas familias durante este periodo en el que varios niños y niñas en edad escolar (de primaria y de secundaria) han tenido que realizar las tareas escolares con un dispositivo móvil para todos y sin apenas datos.  


Se trata de reducir o eliminar la brecha digital de algunas familias y comunidades aprovechando recursos y actividades con esta inversión económica.