ENTREVISTA | Javier Ortega: "Reformularemos Intur para que prime lo comercial y el intercambio entre profesionales"
El consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega

ENTREVISTA | Javier Ortega: "Reformularemos Intur para que prime lo comercial y el intercambio entre profesionales"

El consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, explica, en una entrevista en profundidad con NOTICIASCYL, la situación actual del sector en tiempos de pandemia y, además, destaca la buena salud del turismo, la cultura y el patrimonio de la Comunidad, con el río Duero como eje vertebrador, también con Portugal
|

Javier Ortega Álvarez es el consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Castilla y León, tras la formación del nuevo Gobierno autonómico presidido por Alfonso Fernández Mañueco, y elegido, dentro del cupo del acuerdo de Gobierno, por Ciudadanos, en el que figura como uno de los consejeros independientes. Además, goza de un amplio currículum para gestionar la Cultura y el Turismo de Castilla y León, el segundo sector en importancia tras el primario.

Nacido en Valdepeñas (Ciudad Real), en 1970, es militar en excedencia, perteneciente al Cuerpo de Especialistas del Ejército de Tierra. Está licenciado en Historia Medieval y es miembro del Cuerpo de Archiveros y Bibliotecarios del Estado desde hace más de 30 años. Javier Ortega es diplomado de Estudios Avanzados por la Universidad Complutense de Madrid y postgrado por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), una formación que completó con estudios de gestión cultural, económica, presupuestaria, de proyectos, contratación y de recursos humanos.

Desde 2013 trabajaba en Valladolid en la Fundación Miguel Delibes como director gerente. A lo largo de su trayectoria, ha trabajado como jefe de sección en el Archivo Central del Ministerio de Cultura, la misma categoría que desempeñó en la sección de Reprografía del Archivo General de Simancas, y más tarde como jefe de servicio en el Archivo General Central del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

¿Cómo está transcurriendo este primer año al frente de Cultura y Turismo? 

Un año complicado. No solamente por desembarcar en una Consejería con un ámbito competencial grande, como es naturalmente la cultura y el turismo, también el patrimonio y el deporte, sino por la crisis del Covid-19, que nos ha pasado como un tren por encima, sin comerlo ni beberlo. Te encuentras con esta crisis sanitaria y toda tu estrategia, todo lo que estás proyectando y preparando, las prioridades cambian, y en muy poco tiempo hay que rediseñar todo el trabajo.


¿Qué puede aportar un militar en excedencia y archivero a la Cultura de Castilla y León?
Ante todo, uno tiene una trayectoria y una experiencia. Todo va sumando. La mochila que uno trae detrás, en este caso, tanto mi experiencia como militar, durante 20 años, como ser miembro del Cuerpo Facultativo de Archiveros del Estado, no solamente supone haber desempeñado una función, también una formación, haber estudiado y trabajado con muchísima gente. Supone liderar equipos, tener una visión holística en el caso de la archivística de la administración, porque tienes que dominar todo el lenguaje y toda la producción documental que tiene una administración, lo cual te permite entender el lenguaje tanto de la gente que trabaja en recursos humanos, como de la gente de contabilidad, de Hacienda, es decir, la gestión diaria de una administración con todos los expedientes, ayudas, subvenciones y demás. Y en ese sentido, creo que es positivo. Todo lo que sea poseer una trayectoria y una formación, independientemente del ámbito en el que sea, me parece que es positivo.


¿Qué va a hacer finalmente la Junta de Castilla y León con la Fundación Siglo?

Lo hemos dicho muchas veces. Lo dije en comparecencia el 6 de septiembre. Lo hemos dicho en reiteradas entrevistas, en la última también del director general de la Fundación Siglo en Cortes, que vamos a reformarla y adaptarla a lo que son las necesidades de la Consejería de Cultura y Turismo. La Fundación Siglo no es algo que pulule, ni que orbite autónomamente, sino que depende de Cultura y Turismo. Es un ente instrumental al servicio de la Consejería, igual que hay miles de fundaciones en este país, en ayuntamientos, en diputaciones, en la Administración General del Estado, pero que tiene que estar alineada con la misión, la visión y los valores de la Consejería de Cultura y Turismo, y ejecutar aquellos planes y actividades que desde aquí le propongamos.


¿La Consejería de Cultura y Turismo se puede considerar la niña pobre del Gobierno, al ser la que dispone de menos presupuesto?
Realmente no es que sea la niña pobre del Gobierno, es que en general los departamentos de Cultura de todas las administraciones suelen ser los que menos dotados están presupuestariamente y, sin embargo, lo hemos visto ahora con ocasión de la crisis del Covid-19, la Cultura es fundamental. Nos alimentamos de cultura, necesitamos cultura a través de los distintos canales que ha puesto en marcha la Consejería, no solamente la Junta, también los ayuntamientos, las diputaciones, la Administración del Estado, con plataformas a través de vídeos on line, de préstamos bibliotecarios, el canal de cine, la Oscyl con todas las intervenciones que ha hecho a través de 'ensemble' o de solistas y demás. Vemos que se consume cultura. 


El ciudadano necesita cultura y observamos lo importante que es para nosotros. Además, y así lo hemos dejado negro sobre blanco, es un sector estratégico, no solamente la cultura, que en algún momento determinado se puede ver como algo muy elitista, mientras que otros la pueden ver como algo superfluo, como algo trivial. Ante ello, pensamos que es un generador de riqueza, de empleo y un dinamizador económico y social. En este sentido, apostamos por que en los presupuestos crezca. Como acabo de decir, no es que sea una niña pobre, tradicionalmente es la que menos dotada está, pero nosotros apostamos por la cultura y en el momento en el que ello sea posible, esperamos aumentar el presupuesto. 


Ni imaginar esta situación actual cuando tomó las riendas de la Consejería hace un año.

Es que no lo esperaba nadie. Cuando veíamos las noticias de China, que estaban cerrando, que los veíamos con las mascarillas aunque tradicionalmente estamos acostumbrados a verlos, cuando observábamos que en una semana y media habían levantado un hospital, desde aquí nos parecía aquello como algo así 'ya están los chinos con sus cosas' y, al final, resulta que ha venido también aquí. Ha golpeado muy duramente el centro de Europa, Italia, España... No es que hayamos pasado la crisis, estamos inmersos en ella. Vemos los brotes que están teniendo lugar no solamente en España, sino también en otros países del mundo. Ante ello, tenemos que ser responsables y no perder de vista lo que hemos pasado, lo que tenemos que pasar y actuar todos con responsabilidad.


Dentro de todo lo malo, una grata alegría, 350.000 euros adicionales del Diálogo Social para incrementar la promoción turística en los próximos meses.

Todo lo que sea sumar es importantísimo. Si es a través del Diálogo Social, mejor. Pero independientemente de que sea a través del Diálogo Social, uno tiene una estrategia que llevar a efecto. Tiene diseñada para ello una serie de medidas implementadas, de actividades. Hay un equipo al lado que tiene que ejecutar esa estrategia. Nosotros creo que tenemos la visión adecuada. Además, contamos con una directora general de Turismo que viene del ramo, una enorme profesional que además es conocida y respetada dentro de su ámbito, y creemos que está haciendo las cosas muy bien. En ese sentido, la apuesta que nosotros hacemos es clara. Lo hemos dicho en muchísimas ocasiones, y hablaremos sobre ello. 


Parece que es el momento para el sector del turismo de interior.

Pensamos que sí. Ya lo venía siendo. El turismo tradicional es el de de sol y playa, y lo sigue siendo. Pero también hemos visto, a través de estos años atrás, que hay muchísimos ciudadanos, muchísimos visitantes, que no solamente quieren disfrutar del sol y la playa, quieren disfrutar también de una experiencia cultural. Les gusta visitar las regiones de interior para conocer el patrimonio, la historia, para conocer la cultura...


Estamos en Castilla-León, con nueve provincias, donde hay una diversidad enorme. Cada una de ellas tiene su idiosincrasia, pero en conjunto, si miramos la Comunidad en global, vemos que poseemos, además del mayor territorio de una región de la Unión Europea, un patrimonio cultural, natural, enoturístico y gastronómico de primera. Y creo que es el momento, dadas las circunstancias, de sacar pecho, hacer las cosas bien, por supuesto, porque esto no tiene que ser un brindis al sol, y mostrar y ofrecer todo aquello que tenemos en unas circunstancias en las que, a través de los distintos análisis que se han hecho y estamos viendo los resultados, lo que buscan ahora mismo las familias es precisamente un turismo seguro, no masificado, al aire libre, con grandes extensiones en el que puedan disfrutar con los niños. Quizás no en esos 15 o 20 días de playa, sino uno, cuatro o cinco días o una semana. Así lo estamos observando.


Estamos ante una situación imprevisible de crisis económica, y el mundo de la Cultura casi siempre es el principal perjudicado. ¿Le quita el sueño?
La verdad es que sí, y es complicado porque si algo tiene la cultura es el disfrute, en muchísimas ocasiones presencial, como vimos en la presentación de la Oscyl. Lo que una orquesta necesita es que haya un público, un escenario y que lo muestres. Si hablamos de cine, que haya una sala para que la gente pueda ir al cine. Si hablamos del teatro, si hablamos de cualquier otra experiencia cultural, visitar una exposición en un museo o acercarnos a un archivo, a una biblioteca, es todo presencial. Que haya en este momento una situación sanitaria, con una serie de medidas que hay que cumplir, que no debemos olvidar que lo que buscan esas medidas es protegernos, no debemos verlas como un impedimento, sino todo lo contrario, como una ayuda. Quieren protegernos a nosotros, a nuestros familiares, a nuestros amigos, a nuestros compañeros, velan por nuestra salud. Evidentemente, cuando hay determinadas actividades que no se pueden realizar precisamente por esta crisis sanitaria, uno empatiza con todas aquellas personas que se dedican a estas actividades. Y lo pasa mal porque intenta mirar en qué medida puedes echarles una mano. En qué puedes ayudarles.


Javier ortega consejero cultura turismo 2


Las ferias festivales son eventos que han favorecido mucho la imagen de Castilla y León: Intur, Fàcyl, Festival del Circo, Festival de Teatro de Castilla y León... ¿Cuál será su futuro?
Los festivales y las ferias se van a seguir produciendo igual. No de la misma manera, porque evidentemente la crisis sanitaria nos empuja a implementar una serie de medidas, como he dicho anteriormente, que debemos mantener y guardar para nuestra seguridad. Evitar las aglomeraciones, proyectar circuitos de entrada y de salida, la distancia social de metro y medio que es fundamental. Uso de mascarilla. Con lo cual los aforos se resienten y la imagen que teníamos de los festivales hasta ahora, como el Fàcyl en Salamanca o el Circo en Ávila, por decir dos de los que la Consejería de Cultura y Turismo está más implicada, evidentemente no se pueden hacer de la misma manera. Los festivales se van a seguir programando, pero tenemos que, de alguna forma, reinventarnos y adaptarnos a la nueva situación. Tanto el número de personas asistentes, como también el de compaginar lo virtual con lo presencial, son las apuestas.


¿Se celebrará Intur 2020 en la actual situación de pandemia?

Uno de los objetivos que trajimos al llegar a la Consejería, y así también lo hemos expuesto, es reformular este tipo de ferias. Intur es un escaparate para Castilla y León. Es la feria de turismo más importante de interior. Llevamos andado un camino muy grande, bien hecho y además transitado. Pero si de algo o para algo sirve una feria, históricamente podemos irnos a las ferias de Medina del Campo, ya que estamos en Castilla y León, o a la Feria de Medina de Rioseco, es para un intercambio comercial. Alguien que vende algo y alguien que quiere comprar algo. Intercambio de experiencias e intercambio de conocimientos. 


Así es. Eso es lo que ha sido una feria tradicionalmente, y en ese sentido es en el que queremos reformular este tipo de ferias, en el que prime lo comercial, prime el intercambio, prime el conocimiento y el intercambio de experiencias entre los distintos profesionales que, no nos olvidemos, son los verdaderos actores y protagonistas del turismo. No tanto las administraciones, sino las personas que desempeñan su tiempo, su capacidad, su prestigio y su dinero a crear riqueza y empresas. Y las administraciones tenemos que estar ahí para apoyarles. En ese sentido, nuestra apuesta también es clara, reformular este tipo de ferias para que en todo momento prime lo comercial y el intercambio entre profesionales.


Dado que ya se ha presentado la Feria de Teatro de Castilla y León en Ciudad Rodrigo, que en Salamanca, por ejemplo, se va a celebrar el programa Plazas y Patios, ¿tienen pensado finalmente hacer algo respecto al Fàcyl?
El Fàcyl, también lo hemos dicho, queríamos de alguna forma adaptarlo o readaptarlo a lo que son este tipo de festivales en el resto de Europa. En principio le hemos cambiado la fecha, lo hemos pasado al otoño. También la crisis sanitaria nos ha hecho modificar un poco el paso de la idea con la que veníamos respecto al Fàcyl. Claro, de todas estas actividades presenciales, evidentemente algunas de ellas tengan que ser virtuales a través de plataformas digitales y, aquello que podamos hacer, seguramente será en espacios más pequeños, con aforos más reducidos. Va a haber una serie de comisarias que se van a encargar de distintas áreas de conocimiento. 


Queremos que sean festivales de intercambio, en este caso de ideas, centrados en varias áreas. Por ejemplo, pueden ser artes escénicas, literatura, pensamiento, periodismo... Es decir, queremos de alguna forma organizar un festival, que ya tiene una marca y que tiene un prestigio, dándole una nueva seña de identidad. Han surgido diferentes cambios a lo largo de la historia del Fàcyl, lo que nosotros realmente queremos es que al final el Fàcyl sea reconocido, no solamente a nivel autonómico y nacional, sino también a nivel europeo, como un gran festival de intercambio de conocimientos y de experiencias. Que aborde en profundidad con profesionales de prestigio, o con personas de talla intelectual, cuáles son los cambios en los que estamos inmersos, y que, al final, tenga esa nueva seña de identidad y sea reconocido como se merece un festival de estas características. 


El turismo ha sido muy dañado por la pandemia, ¿qué planes tiene la Consejería para dinamizar al sector?
Lo que hemos hecho ha sido reunirnos desde el minuto cero con todos los agentes, sectores y subsectores del turismo, desde la Mesa Autonómica del Turismo, pasando por las agencias de viajes, turismo activo, albergues, es decir, con todos aquellos que entraban dentro de nuestro ámbito competencial. En primer lugar, para tener información de primera mano, para saber cuáles eran sus dudas, sus angustias, creo que en este momento si no se practica la empatía, se está perdido. No puedes implementar ningún tipo de estrategia sin contar con aquellas personas y profesionales que son los primeros afectados. A partir de ahí, lo que hicimos fue destinar una serie de ayudas, como hemos dicho, y declarar a estos sectores como estratégicos. Mediante un decreto de ayudas, que salió desde la Junta de Castilla y León, habilitamos un capítulo tercero dedicado única y exclusivamente al turismo, al patrimonio, a la cultura y al deporte, con una serie de ayudas, unas para dotar de liquidez, otras para dinamizar la innovación y digitalización y, una tercera, para el asociacionismo con todas aquellas actividades de formación y demás que pudiesen hacer. 


En segundo lugar, hemos realizado hace un par de semanas, creo recordar, una campaña publicitaria de ámbito nacional en distintos medios como televisión, prensa escrita y radio. También con una acción exterior muy importante situando en la Puerta del Sol de Madrid una gran lona con el lema 'Castilla y León inspira', que tiene un doble significado. Por una parte, el invitar a todos aquellos ciudadanos, como nosotros, que hemos estado en casa unos meses sin poder salir, a que vengan aquí, inspiren estos aires tan puros que tenemos en esta Comunidad, y que vengan a disfrutar de todo lo que ofrecemos. Y por otra parte, también inspira, en la medida de la creatividad, de lo que somos, de poder aportarles también una experiencia singular. Esa campaña promocional, además, ahora la hemos completado con otra campaña en redes sociales con el actor y humorista Leo Harlem, que presentamos también la semana pasada. 


Estamos trabajando, como digo, en esas diversas líneas para reactivar el turismo. Estamos constantemente viendo y analizando, a través de la Dirección General de Turismo, cuáles son, cómo se van implementando estas ayudas, cuál es la demanda que hay y para, en un momento determinado, si lo necesita, prorrogar alguna de estas líneas o bien crear alguna nueva. Y, sobre todo, nunca hemos perdido el contacto, como le digo, con los que son los afectados y los actores. De ahí ese seguimiento de todo lo que estamos haciendo. 


Portugal, a la vuelta de la esquina, y casi de espaldas a nosotros o nosotros de espaldas a ella.
Eso ha sido así históricamente. Portugal, si nos vamos a la Batalla de Aljubarrota ya en el siglo XIV, siempre ha estado de espaldas a nosotros. Tanto con las distintas monarquías y los distintos reinados, nos vamos al siglo XVIII hasta Godoy y Carlos IV, Portugal siempre a estado de espaldas a España tradicionalmente.


Desde que hemos llegado, una de nuestras apuestas estratégicas es precisamente esa alianza con Portugal, utilizando, además, el río Duero. Un río que transita por cinco provincias de la Comunidad y que desemboca en Portugal, y precisamente queremos estrechar lazos, porque vemos que tenemos un potencial muy importante. En Oporto desembarcan alrededor de 11 millones de turistas. Parte de esos turistas tenemos que ser inteligentes para atraerlos a Castilla y León. De ahí, la apuesta estratégica de esta Consejería por estrechar lazos, y por que ambas, en este caso Castilla y León, España y Portugal, presentemos unos productos atractivos.

¿Están tratando con las administraciones portuguesas correctas, dada la diferencia sustancial con la administración española?

En principio, si nadie nos dice lo contrario, pensamos que sí. Al menos, estamos dando los pasos adecuados y oportunos. Nos hemos reunido con autoridades del Norte de Portugal. Nos vamos a reunir también con la secretaria de Estado de Turismo, el próximo 22 de julio, y, si no creo mal, vamos a invitar al embajador de Portugal en España a visitar la Comunidad. Estamos trabajando intensamente para cumplir ese objetivo, es decir, 'dos países, un destino'.


Podemos considerar al río Duero como el 'Nilo' de la Península Ibérica.
Ya iba a decir hasta casi con cocodrilos. Pero parece que no, que no ha llegado o se queda a dormir en el Pisuerga y no ha llegado al Duero. Casi, casi ha venido al Nilo (risas).


Pues sí, si el Nilo lo que hacía en las crecidas era alimentar con el limo las fértiles riberas por las que pasaba e hizo que Egipto fuese una potencia, precisamente por lo que producía una vez que bajaban las aguas. En nuestro caso tenemos también un río rico en vinos, rico en parajes naturales, rico en patrimonio, no solamente patrimonio natural, también patrimonio de la Humanidad. Un río que, como dije, atraviesa cinco provincias de Castilla y León hasta que desemboca en Portugal y que, necesariamente, tenemos que verlo no solo como una apuesta turística importantísima, que lo es, sino también como un eje vertebrador de nuestra Comunidad y de las relaciones con Portugal.


Es de reconocimiento internacional que el Duero está de moda en Europa.
Vuelvo otra vez a la idea anterior, si tuviésemos un río como en Francia, estoy imaginando los Castillos del Loira, cómo han aprovechado precisamente ese potencial del río para verlo, no solo como un eje vertebrador o como un río que atraviesa una parte de Francia, sino también al que han convertido en un producto turístico y cultural importantísimo. Quien vaya a visitar los Castillos del Loira se baja en Nantes y se pone a visitar castillos a través del río. ¿Por qué no podemos hacerlo aquí? Por qué alguien no puede decir, vamos a visitar el Duero, a visitar el patrimonio del Duero. A disfrutar de la experiencia que supone el visitar castillos, parajes naturales, de una comida, de unos buenos vinos. Siempre digo lo mismo, a lo mejor me repito mucho, pero tenemos la materia prima necesaria para, con esos productos, crear unos platos que realmente sean estrellas. No sé si llegarán a ser estrellas Michelín, esperamos que sí, desde luego para ser apetecibles y apetecidos por los viajeros y por los turistas.


¿El mundo rural debe tener un papel clave en Turismo?

Debe tenerlo. De hecho, nuestra Comunidad, si es algo, es básicamente una comunidad rural. Y muchos de estos monumentos o de estas tradiciones o de estas actividades culturales están centradas en el medio rural. Es paradójico, o quizás no tanto, que históricamente una comunidad como Castilla y León, si uno se pone a leer las crónicas del siglo XV de Juan II, por ejemplo, o de Álvaro de Luna, todo transcurre en estos parajes castellanos, en Valladolid, en Segovia, en Soria, en Ávila. Se puede leer la importancia que tenían todas estas ciudades, todos estos pueblos y hoy, tristemente, muchos de ellos han decaído. Tenemos el éxodo de los años sesenta con los planes de estabilización de mayo del 59. Da pena ver que existe un patrimonio que históricamente, además, fue protagonista de los acontecimientos que se vivían en su momento, y que hoy los tenemos aquí, y que no hagamos o no tengamos la idea de hacer algo con ellos. Nosotros, en ese sentido, sí que queremos hacer una apuesta importante por el medio rural. Hemos defendido que es una apuesta estratégica prestar servicios culturales de calidad en el medio rural. Así lo vamos a hacer y así creo que lo estamos haciendo, pero no solamente desde la Consejería de Cultura y Turismo, es el Gobierno en su conjunto, porque la Consejería forma parte del Gobierno y de la Junta, que es quien hace una apuesta estratégica por el medio rural. Y evidentemente el medio rural debe y tiene un papel fundamental


Castilla y León es una Comunidad eminentemente rural, con miles de pequeños pueblos. ¿La cancelación de las fiestas populares ha sido una puñalada, quién sabe si mortal, para la cultura, el turismo y la subsistencia económica de los pueblos?
La realidad es que hay una crisis con la que nadie contaba y la prioridad es evitar contagios para no volver a procesos anteriores, como estamos viendo, por ejemplo en Lugo o en Lérida. Sería mortal de necesidad el empezar a cerrar otra vez pueblos, barrios o comarcas. ¿Que es un momento muy complicado? Lo sabemos. He visto aquí a muchísimas personas que nos han contado lo que están atravesando los feriantes, los espectáculos, todos esos profesionales que se dedican precisamente en las ferias a darnos, de alguna forma, o a proporcionarnos felicidad a través de lo que ellos hacen, y realmente es muy complicado. Vienen todas estas personas a reunirse con nosotros, que no es que no trabajen porque no quieran o porque sus empresas hayan ido a peor, sino porque hay una crisis sanitaria que impone como recomendaciones, para velar por nuestra salud, que no se lleven a cabo estas fiestas y estas ferias. Dicho lo cual, también estamos animando a través de la Federación Regional de Municipios y Provincias a que ejecuten parte o todo el presupuesto que tenían destinado a las ferias y fiestas de la localidad, a realizar actividades culturales y festivas que se pueden realizar. Se pueden programar con medidas de seguridad, con otros aforos, que no está prohibido hacerlo. Lo único que hay que hacerlo es en otro contexto o adaptadas a la situación actual.


También nosotros, desde desde la Junta y desde de la Consejería pusimos en marcha una serie de ayudas, y lo que hemos pedido, cuando nos hemos reunido con concejales, con diputados, con la FRMP, es que, en la medida en que todos estamos elaborando estas líneas de ayuda para paliar los efectos del Covid-19, que complementen las que en su momento adelantamos desde la Consejería, que a su vez eran complementarias de las que lanzó Hacienda y Empleo, que también intenten paliar los efectos del Covid en este tipo de actividades.


Gestión sostenible e innovación, ¿son sus señas de identidad en el patrimonio cultural?
Sí, efectivamente, ahí hay algo fundamental en este sentido. No debemos actuar sobre la ruina. Debemos hacer conservación preventiva, no solamente sobre el patrimonio arquitectónico. El patrimonio cultural no solamente son los castillos, las iglesias, los monasterios, las murallas. También es patrimonio museológico, también es patrimonio bibliográfico. También es patrimonio documental. También es patrimonio mueble, no solamente el inmueble, que es el que tradicionalmente vemos. Pero lo que no podemos es actuar sobre la ruina, no podemos restaurar para cerrar. Debemos dar nuevos usos a estos monumentos, a estos edificios que estamos restaurando y mejorando, y que la ciudadanía demanda, y, de paso, estamos  promoviendo que nos visiten en el mundo rural. Es decir, si voy a la montaña Palentina, hay tener apertura de monumentos para que se puedan visitar las iglesias románicas, o si nos vamos, por ejemplo ahora, a Madrigal de las Altas Torres, donde estamos declarando una serie de bienes de interés cultural, que llevan muchos años paralizados, para su apertura al público. Lo que no podemos hacer es arreglar todo esto para cerrarlo y que, dentro de quince años, tengamos otra vez que actuar para volver a restaurar alguna cubierta, sino que tenemos que darles usos, un uso cultural, un uso turístico, un uso de turismo de congresos. Hay muchísimas empresas que demandan precisamente estos edificios históricos situados en este caso en nuestros pueblos, que tienen esa riqueza y esa belleza, para darles un nuevo uso.


También somos conscientes de que todo este patrimonio es generador y dinamizador, como he dicho antes, y apostamos porque haya pequeñas empresas que ayuden, que creen paquetes turísticos, que hagan de guías, que los enseñen, que ofrezcan al turista y al viajero otra forma de acercarse a estos monumentos.


Castilla y León, ¿un destino para aprender español?
Debe ser el mejor destino, es la cuna del español. Si no somos capaces de promocionarnos como el mejor destino para aprender español, me parece que no estamos haciendo las cosas bien. Este martes pasado, precisamente, presentamos en rueda de prensa las acciones de promoción del español que está llevando a cabo la Consejería. Siempre hablamos de patrimonio y nunca citamos la lengua. Y quizás si hay algo que nos define y que habla de nosotros es precisamente la lengua. Con la lengua pensamos, soñamos, nos expresamos, creamos, y ser cuna de una lengua como la española, es algo muy importante. Alguien dijo que el castellano se hizo español en América. Tener esa lengua que hablan tantísimos millones de personas con un potencial enorme es fundamental.


El otro día leía que Estados Unidos, en breve, va a ser el país con más hispanohablantes del mundo. Si no, repito otra vez, somos capaces desde aquí, desde esta Comunidad, de que la Lengua Española no solamente sea un patrimonio cultural, sino también un recurso turístico y económico de primer orden, me parece que no estamos haciendo las cosas bien. Para nosotros, una apuesta estratégica también importante es precisamente el español, hacer de él y de la lengua ese recurso turístico y económico de primer nivel. Por eso tenemos un director general de Políticas Culturales comisionado de la Lengua Española, que es catedrático de Literatura y que ha sido vicerrector de Relaciones Internacionales en la Universidad de Valladolid. Pensamos que hemos hecho una apuesta importante en ese sentido.


El deporte popular en Castilla y León, ¿no cree que merece un poco más de esfuerzo por parte de las instituciones?
Esto es un poco como lo que preguntaba antes de la cultura, que es la Consejería menos dotada, evidentemente a todos nos gusta tener más recursos y además emplearlos mejor y hacer mejores apuestas.


Tenemos un deporte popular por el que desde aquí apostamos y también, para eso, está la directora general María Perrino-Peña, que es una profesional del deporte, además una profesora no solamente del deporte, sino de la enseñanza, de lo que es la actividad física, no solo de la práctica, sino también de la teoría, para apostar por la actividad deportiva a todos los niveles. Actividad física de las personas, de los niños, de los mayores, de la mujer en el medio rural, y que merezca la pena, como no puede ser de otra manera. 


No solo el deporte popular, tenemos también en esta Comunidad deportistas muy importantes en el ámbito nacional. Hay que apostar también, y de hecho lo estamos haciendo, por el deporte profesional, por el deporte de alto rendimiento y nos gustaría disponer, como siempre lo decimos, de más recursos para que nuestra apuesta fuese siempre 'in crescendo'. Debemos tener claro que compartimos ámbitos competenciales con otras administraciones, con ayuntamientos y diputaciones, y que la colaboración entre todas ellas está dando sus frutos.


Usted que no es político profesional y, además, figura como independiente en el Gobierno regional, ¿cómo ve la política?

Javier ortega consejero cultura turismo 4

Todo es política. Estamos en un régimen democrático, con lo cual todos estamos o todos deberíamos ser corresponsables de lo que denominamos como política. La política es una serie de partidos políticos. Los ciudadanos votamos a nuestros representantes. Estos representantes hacen leyes. Hay un control en el Parlamento al Ejecutivo, tenemos un Poder Judicial que a su vez es independiente, y luego tenemos unas actividades de fiscalización de lo que ha hecho el Gobierno, bien a través del control parlamentario, bien a través del control hacendístico para ver en qué manera o de qué manera se han empleado los recursos públicos. 


No olvidemos que si algo hacen los políticos, y me remito a mi, es gestionar una serie de recursos públicos que ponen a tu disposición para, a partir de ahí, elaborar una serie de estrategias que, sobre todo, beneficien a los ciudadanos. En ese sentido no soy un político profesional. Tampoco creo que existan los políticos profesionales. Hay personas que en un momento determinado, o así lo entiendo yo, se dedican durante un período de su vida a ejercer un cargo político. Yo siempre he dicho también que somos ciudadanos que hoy estamos a este lado de la ventanilla y mañana vamos a estar al otro lado demandando los servicios que hoy estamos gestionando. Esa es la política.


Lo califican como eficaz, discreto y diligente.
Agradezco los cumplidos (risas), a quien me los haya hecho. Creo que, como todo el mundo, cuando llega a este tipo de responsabilidades y no te has dedicado anteriormente a ellas, intentas hacer las cosas lo mejor posible. Intentas practicar tus funciones con la mayor diligencia. Intentas ser eficaz y eficiente en la gestión de los recursos públicos, y quizás inteligente a la hora de rodearte de un buen equipo, como es el caso de la Consejería de Cultura y Turismo, siempre he dicho y es una máxima que siempre intento llevarla a efecto, los proyectos nunca se deben conjugar en primera persona del singular, sino en primera persona del plural, y te tienes que rodear de gente que sean mejores que tú, que critiquen lo que tú hagas, que aporten, que te hagan crecer y que, sobre todo, hagan crecer el proyecto. 


Si he sido inteligente a la hora de rodearme de una serie de personas que son mejores que yo, pues agradezco el cumplido. Si me califican como eficaz y eficiente a la hora de gestionar una serie de recursos, pues también agradezco los cumplidos, y si me consideran discreto por no dar mucho que hablar, que creo que en este tipo de cargos hay que dar que hablar solamente en función de la responsabilidad que desempeñas, pues también agradezco el cumplido.


Su perfil, el de un técnico especializado con capacidad de gestión en el ámbito cultural, ¿responde al planteamiento de mérito y capacidad que Cs buscaba?
Preguntármelo a mí, que he sido el elegido, puede ser un poco pedante decir que sí. Creo que se lo tendrían que preguntar a los cargos del partido que me han elegido. Yo, en cualquier caso, agradezco la llamada. Me parece un honor y una responsabilidad desempeñar algunas funciones, no olvidemos que si hay una Consejería que tiene que llevar por el mundo una marca como es Castilla y León, una cultura como la castellana y leonesa, llamar o fomentar el turismo para que vengan a conocernos, para que vengan a saber quiénes somos, para que vengan a saber lo que hacemos, me parece que convergen en esta Consejería. 

A través de los distintos ámbitos competenciales, esa responsabilidad es muy alta. Si además, como dicen, lo hago de forma discreta, eficaz, dirigente e inteligente, pues mejor que mejor. Pero repito, me parece que esa pregunta hay que dedicársela más a al partido y a los dirigentes del partido.


¿Qué tal su relación con el vicepresidente Francisco Igea?
Una relación muy buena. Igea es el vicepresidente del Gobierno, el portavoz, consejero de Transparencia y Ordenación Territorial, tengo la mano de Francisco Igea, porque siempre he dicho que le estoy agradecido, que tengo un partido, Ciudadanos, que me apoya en el Gobierno y me da respaldo parlamentario, con lo cual es una relación realmente muy buena. Francisco Igea es un político de raza y en ese sentido, como todos los políticos de raza, dan más o menos que hablar, pero siempre de una manera pensada y meditada. En ese sentido, como digo, es una relación muy buena y al que siempre estaré agradecido.


¿El consejero hará turismo este año?
Sí que lo estoy haciendo, estoy visitando diferentes lugares de la Comundidad, como La Granja en Segovia o La Mudarra en Valladolid. Quiero también con la Oscyl asistir a algunos de los conciertos por Castilla y León, visitar algunos de nuestros pueblos. Visito también Siega Verde, entre otros lugares.


Me podría quedar perfectamente en casa un martes o un miércoles. Sin embargo, viajo porque me parece que hay que apoyar todas las actividades programadas. Y sí, en la medida en que pueda, haré turismo, me parece importantísimo. Castilla y León inspira, nos debe inspirar a visitar Castilla y León.