El Museo de Segovia recibe restos arqueológicos recuperados durante las obras de la plazuela del Alcázar
El delegado territorial de la Junta en Segovia, José Mazarías, y el coronel y alcaide del Alcázar, Alejandro Serrano, junto a parte de los restos recuperados - EUROPA PRESS

El Museo de Segovia recibe restos arqueológicos recuperados durante las obras de la plazuela del Alcázar

|

El delegado territorial de la Junta en Segovia, José Mazarías, y el Alcaide del Alcázar, coronel Alejandro Serrano Martínez, han formalizado este miércoles en el Museo de Segovia el acto de entrega de materiales procedentes de los trabajos arqueológicos preventivos vinculados al proyecto de remodelación de la plazuela del Alcázar o plaza de la Reina Victoria Eugenia, promovido por el Patronato de la fortaleza, y cuyas obras comenzaron en enero de 2019.


El acto, que ha contado también con la presencia del arqueólogo responsable de las intervenciones arqueológicas, Ricardo de Cáceres, y el director del Museo de Segovia, Santiago Martínez, ha puesto de manifiesto el valor y la necesidad de la colaboración interinstitucional para la investigación y documentación del patrimonio histórico artístico y para su salvaguarda y conservación.


El lote de materiales arqueológicos depositado en el Museo abarca un arco temporal que va desde la época medieval al siglo XVIII y está integrado por veinte piezas, diecisiete de ellas son elementos arquitectónicos -como sillares y fragmentos de molduras-, y tres son reales de plata. Los fragmentos de piedra corresponden en su mayoría a restos encontrados de la antigua catedral de Santa maría de Segovia.


El conjunto ha sido recuperado durante la intervención arqueológica asociada a las obras que, además de suponer el cumplimiento de la legislación vigente en materia de patrimonio, es garantía de la identificación y limpieza, excavación, documentación, estudio y conservación de las estructuras, contextos y materiales que pueden hallarse durante el desarrollo de los trabajos de reordenación proyectados.


Las piezas se han ido recuperando a lo largo de los distintos sondeos arqueológicos realizados hasta la fecha, en concreto, en las zanjas de verificación 1 y 2, en la zanja de drenaje de la muralla norte, en el desarenador-distribuidor del acueducto y en la zanja junto a la verja de acceso a la plazuela.


Aunque la intervención arqueológica continúa, el trabajo ya realizado ha dado como resultado la identificación de una infraestructura de red de distribución de agua potable que tiene su origen en la reordenación de la plaza de la Reina Victoria Eugenia llevada a cabo por Felipe II en la década de los años 70 del siglo XVI.


Un hallazgo que es resultado de "la ejecución de cinco sondeos en los emplazamientos que contaban con más garantías de éxito para la localización de la canalización de agua potable", ha indicado el arqueólogo Ricardo de Cáceres.