Igea censura que cerrar solo cinco días A Mariña supone poner "la vieja política por encima de la seguridad"

Igea censura que cerrar solo cinco días A Mariña supone poner "la vieja política por encima de la seguridad"

|

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea (Cs), censura que solo se vaya a "inmovilizar a la gente cinco días" en Mariña ante el brote del coronavirus, ya que critica que eso supone poner "la vieja política por encima de la seguridad de los ciudadanos".


Igea ha acompañado este lunes en Lugo a la candidata de Ciudadanos, Beatriz Pino, en un encuentro con representantes municipales de Cs, Olga Louzao y Juan Vidal.


El líder de Ciudadanos en Castilla y León alaba la "forma eficaz" de actuar del Gobierno gallego durante los meses de confinamiento, pero "ahora la decisión de la Xunta la gente no la comprende". Por ello, apela a trabajar para "romper la cadena de transmisión del virus".


A este respecto, señala que "el virus se reproduce rápidamente y no entiende de campañas ni elecciones", y eso para Igea "ya debería estar aprendido".


Con todo, tiende la mano a los populares para "que cuente" con Ciudadanos para la medida que "sea necesaria poniendo por delante siempre el interés y la seguridad de Galicia". "Tenemos que ser capaces de decirles a los ciudadanos que vamos a anteponer la seguridad frente a todo", asegura.


El vicepresidente de Castilla y León sostiene que su partido está aquí "para apoyar", pero dice que no hay que olvidar que "en el tiempo de la política hay que tomar decisiones firmes cuando hay que tomarlas". Considera que es "más importante tomar buenas decisiones" en vez de "ganar votos".


En esta línea, apuesta por apoyar la "política moderna" de Ciudadanos para que no pasen "cosas como las que han pasado estos días", en relación al brote de A Mariña.


Por su parte, la candidata del partido naranja a las elecciones gallegas del próximo domingo, Beatriz Pino, defiende que hay que "dejar al margen la actualidad política y estar pendientes de A Mariña". Incide en que "hay que dejar de lado el electoralismo", porque lo menos importante ahora "son los votos", y "no hay nada más importante que la vida de los gallegos".