Portugal declara un brote de coronavirus a escasos kilómetros de la frontera con Aliste y Sayago

Portugal declara un brote de coronavirus a escasos kilómetros de la frontera con Aliste y Sayago

Hasta 29 agentes de la GNR en Miranda do Douro y Vimioso están en cuarentena, tras haber estado en contacto con un militar contagiado y donde ya han sido detectados dos casos positivos de Covid-19
|

Como ya adelantaba Noticiascyl, el país vecino confirmaba ayer que 29 militares, pertenecientes a los cinco Puestos Territoriales de distrito de Bragança han tenido que ser puestos en cuarentena, por haber estado en contacto con otro militar luso que dio positivo por Covid-19. 


"En las unidades destinadas en Miranda do Douro y Vimioso, han sido detectados dos casos positivos de Covid-19, confirmados el lunes, uno de los cuales ya estaba en cuarentena desde el sábado, antes incluso de la confirmación de test positivo. Otro agente estaba totalmente asintomático", indicaba el jefe de la División de Comunicación y Relaciones Públicas, teniente coronel Helder Barros. Dos localidades de La Raya, que se sitúan a apenas 20 y 13 kilómetros de la frontera con las comarcas de Aliste y Sayago, y cuyo tráfico de personas vuelve a estar permitido, tras la apertura total de fronteras esta misma semana. 


Según el Comando Nacional de la GNR, el pasado sábado se pusieron en cuarentena a los 12 agentes que mantuvieron contactos relevantes con el caso sospecho. "Con todo ello, el número de agentes ascendió hasta 29, en vista del segundo caso conocido". La GNR informaba que fue descontaminado el Puesto Territorial de Vimioso, por militares de la Unidad de Emergencia de Protección y Socorro (UEPS) de la GNR.


Este periódico ha podido saber que el brote se produjo, posiblemente, en un restaurante de Miranda do Douro, donde un persona, llegada de Lisboa, pudo ser el foco del contagio, llegando a infectar, incluso, a personal del restaurante. En estos momentos la Cámara Municipal de Mirando do Douro realiza el rastreo de posibles contagiados. Las últimas informaciones apuntan que el brote está controlado. Eso sí, todos los contactos deberán pasar cuarantena o confinamiento.