Dimite el concejal de Vecinos acusado de homicidio y defiende su inocencia: "Una desgracia humana ha roto mi vida"

Dimite el concejal de Vecinos acusado de homicidio y defiende su inocencia: "Una desgracia humana ha roto mi vida"

Ha enviado una carta al alcalde
|

Nuevo acto en el estrambótico tema del presunto homicidio de un trabajador municipal de Vecinos. Después de que se anunciara el fallecimiento de Mario Casal tras un fuerte golpe en la cabeza, los acontecimientos se han ido sucediendo. 


LEER MÁS: Fallece en el hospital un hombre de Vecinos tras golpearse la cabeza en una caída en investigación


Lo que en un primer momento parecía un accidente, resultó que la Guardia Civil lo investigó como un presunto homicidio y detuvo a un concejal del Partido Popular el pasado lunes, aunque quedó en libertad tras declarar en el Juzgado. 


LEER MÁS: Detenido en Vecinos por su presunta implicación en el fallecimiento de un hombre en Vecinos por San Juan


Al mismo tiempo un grupo de amigos del fallecido también creaba un grupo de Facebook para recabar información e intentar que los testigos que dicen que había puedan declarar lo que pasó verdaderamente la noche de San Juan ya que ellos opinan, citando a la autopsia, que se debió a un golpe con una barra o un palo. 


LEER MÁS: Crean una página en Facebook para "hacer justicia" con la muerte del hombre de Vecinos


Pues bien, una vez que el propio alcalde de la localidad anunciara que iba a apartar al investigado por homicidio y que el PP de Salamanca respaldara esta decisión ha sido el propio concejal el que ha dimitido en una carta remitida al alcalde. 


En la misma, tras hablar de su labor en el Ayuntamiento, "siempre con suma lealtad, honestidad y con toda la ilusión" reconoce que "una desgracia humana, y muy trágica, ha roto mi vida y la de mi familia, siendo pero aún que se ha llevado por delante a una de las personas más queridas en nuestro pueblo". 


De hecho, pide comprender que tras la familia del propio Mario es él, junto su "compañera" y su "hijo de 5 años" los que más están sufriendo "tan terribles consecuencias y un dolor que será perpetuo". 


Por ello, y comprendiendo que el "ejercicio público sea incompatible con la terrible situación judicial por la que estoy pasando" defiende su inocencia y que se deje actuar a la Justicia, "pues todo el pueblo sabe que para mí Mario también era una persona muy entrañable". 


Pese a todo, en la misiva presenta su dimisión como concejal y agradece a la Corporación y trabajadores por su ayuda "para ejercer tan digno cargo" y pide "sincero perdón a todos los vecinos de nuestro pueblo, incluso a los que me acusan sin haber sido juzgado aún, por el dolor que me consta que están sufriendo todos ellos por haber perdido a una persona tan querida".