La mortalidad por coronavirus en Valladolid más allá de las paredes de los hospitales
Foto: Europa Press

La mortalidad por coronavirus en Valladolid más allá de las paredes de los hospitales

|

La mortalidad es la peor de las consecuencias que trae la pandemia del coronavirus. La pérdida de vidas es el momento más triste a la hora de hacer balance de lo que ha supuesto el ataque del coronavirus en la población mundial. 


Valladolid es una provincia que ha acusado especialmente la mortalidad. Según los datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León 396 son las personas que han perdido la vida dentro del circuito hospitalario de las provincia de Valladolid, a causa de la enfermedad. Pero por otro lado, la Consejería de Bienestar Social y Familia contabiliza hasta 425 usuarios de residencias de la provincia, que también han muerto por el coronavirus. 


Un baile de cifras que, a veces, enfada o despista a la población, cuando se trata del tema más delicado dentro de esta pandemia. Por ello, en el Portal de Transparencia de la Junta de Castilla y León hacen un indicativo, donde señalan que Valladolid ha perdido 666 vidas en total, desde que comenzara la pandemia. Esta suma se obtiene del total de fallecidos en el ámbito hospitalario (que puede provenir o no de una residencia, porque un usuario hubiera sido previamente hospitalizado) y de los muertos en la propia residencia, que no llegaron a poder ser trasladados a los hospitales vallisoletanos. 


Un número mucho más elevado que los 396 fallecidos que habitualmente trascienden en el cómputo diario de la Junta de Castilla y León, y que da a entender que hay 270 personas más que han muerto por el Covid-19 en la provincia, bien en sus propios domicilios o en un complejo residencial.