Cinco clústeres de Castilla y León proponen 56 acciones para la reactivación socioeconómica

Cinco clústeres de Castilla y León proponen 56 acciones para la reactivación socioeconómica

|

Los clústeres AEICE, BIOTECYL, CBECYL, CYLSOLAR y SIVI, representantes de ámbitos y sectores como la salud y el bienestar, los entornos construidos y el desarrollo territorial, así como la industria, la energía y el medio ambiente, se han unido para definir, desde la colaboración y la innovación, 56 acciones que se resumen en el documento 'Acción clúster'.


El documento surge de la necesidad de aprovechar la experiencia de los clústeres de Castilla y León en un momento "tan crítico" como el que ha traído la crisis de la COVID-19, según han indicado los autores del documento a través de un comunicado remitido a Europa Press.


Los clústeres desarrollan su trabajo diario con empresas, universidades, centros tecnológicos y otras entidades, siempre con una visión a medio y largo o, como ellos mismos señalan, "con las luces largas puestas", para fomentar acciones de innovación y mejora de la competitividad a través de la colaboración entre organizaciones.


El grupo de trabajo lo han formado, además de los cinco clústeres, más de 40 empresas, centros tecnológicos y de investigación, universidades y entidades de ámbito regional.


El proceso de trabajo comenzó a mediados de abril reflexionando sobre la situación actual y sobre las estrategias en las que los clústeres participantes venían trabajando. Fruto de dicha reflexión se identificaron diferentes tendencias de futuro que, en unos casos, vienen a acelerar las estrategias ya conocidas y, en otros, suponen nuevos retos.


El análisis de dichas tendencias concluyó en la definición de seis ejes estratégicos: competitividad y fortaleza, industrialización, salud y bienestar, sostenibilidad, medio ambiente y energía, internacionalización y desarrollo territorial, definidos como aquellos que deben presidir las actuaciones de reactivación que se lleven a cabo.


En paralelo se extrajeron también seis palancas: I+D+i, recursos tecnológicos y digitalización, talento y capacitación, recursos económicos y financieros, recursos y recursos patrimoniales, que son herramientas imprescindibles para la activación de los ejes.


La matriz conformada por los ejes y las palancas representa el campo de actuación, el escenario donde es necesario moverse para conseguir que las acciones que se pongan en marcha sean "eficientes y efectivas".


Esta matriz funciona a modo de "visión compartida", de esquema conceptual que puede ser consensuado por todos los actores, públicos y privados, y por la sociedad en general, con el objetivo común de conseguir como resultado una región "más competitiva, más resiliente y más atractiva".


En ese escenario se proponen 56 acciones concretas desde la experiencia propia, que buscan apoyar a las empresas, a los sectores, a las personas, a la Sociedad en general. El escenario, además, permite la incorporación de más acciones desde otros agentes, señalan los clústeres implicados.


El objetivo último y primordial de este equipo de trabajo ha sido el de aportar la experiencia y la reflexión desde la visión de los clústeres participantes, para complementar el ingente trabajo que desde todos los ámbitos de la sociedad se está desarrollando para construir juntos un futuro próspero y prometedor en Castilla y León.