CSIF denuncia la dotación de prendas deficientes al personal de Medio Ambiente y exige que se paralice su entrega

CSIF denuncia la dotación de prendas deficientes al personal de Medio Ambiente y exige que se paralice su entrega

Hablan de poca transpirabilidad y problemas con las cremalleras
|

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reclama a la Junta que paralice "inmediatamente la dotación de prendas uniformadas de los agentes medioambientales y forestales, ya que  la empresa adjudicataria está ofreciendo una calidad y unas características técnicas muy por debajo de lo está en el pliego, lo que implica unos perjuicios importantes para los 900 profesionales afectados, que tienen que trabajar en la intemperie, con continuos contrastes climáticos y situaciones extremas, y que necesitan unas prendas confortables que protejan adecuadamente su salud”. Además, exige que se depuren responsabilidades.


Concretamente, CSIF ha detectado irregularidades en la cazadora polar, por su falta de transpirabilidad; y en el anorak impermeable, porque presenta fallos de fabricación, ya que en algunas tallas no se puede subir la cremallera hasta el cuello por su estrechez.


Pero CSIF no solo pide la paralización de la entrega de prendas, también exige que se depuren responsabilidades en la empresa y del responsable de la administración encargado de comprobar la calidad. 


Tras recibir numerosas quejas de los profesionales, y “ante los continuos silencios y evasivas del consejero de Fomento y Medio Ambiente, cuyas siempre buenas palabras acaban también, lamentablemente, siempre en silencios, tomamos la decisión de hacer un test de las características de las prendas en el instituto textil Aitex”, una empresa independiente especializada en ese tipo de análisis explica CSIF.


“El informe del ensayo se recibió el 9 de marzo, se remitió a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, y tres meses después todavía estamos esperando una respuesta, que se pronuncie sobre el asunto”, denuncia CSIF. “El resultado ha venido a corroborar lo que era más que evidente, la transpirabilidad de la prenda es nula, parece más un ‘plástico’ que una prenda para proteger del frio y permitir la transpirabilidad”, añade.


El pliego de prescripciones técnicas determina que el abono del precio de los suministros (110 € para la cazadora polar y 160€ para el anorak) se realizará tras una comprobación previa de su calidad, y de que se ajusta a las condiciones y requisitos exigidos. Por ello, CSIF se pregunta por qué la Consejería no comprobó el cumplimiento de lo exigido en los pliegos; o por qué están haciendo caso omiso de las reclamaciones del sindicato, avaladas por un informe técnico. “Es vergonzoso que la Junta de Castilla y León actúe así con el dinero público de todos. ¿O está protegiendo a la empresa adjudicataria? Si la Consejería de Fomento y Medio Ambiente no da la cara y no responde, valoraremos emprender acciones legales”, advierte CSIF.