Suspendidas todas las fiestas de Castilla y León

Suspendidas todas las fiestas de Castilla y León

​​El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha asegurado que han hablado con la Federación Regional de Municipios y Provincias para llegar a este acuerdo que se prolongará hasta final de año
|

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha presentado en la tarde de este viernes el Plan de Medidas de Prevención y Control de la COVID-19 ante la "nueva normalidad" y antes de que mañana decaiga el estado de alarma.


La Junta vuelve a apostar por la “prudencia”, como ha asegurado el también portavoz, y como lleva haciendo la institución regional a lo largo de toda la crisis de la pandemia, y ha suprimido todas las fiestas locales y municipales de la Comunidad.


(LEER MÁS: Estas son las medidas impuestas por la Junta de Castilla y León una vez finalice el estado de alarma)


“Hemos hablado con la FRMP (Federación Regional de Municipios y Provincias). De mutuo acuerdo hemos aprobado la suspension de todas las fiestas locales y municipales de la Comunidad. Ha sido un acuerdo unánime y con todas las fiestas de verano. No es un año bueno para fiestas”, ha asegurado Igea.


El decreto de la Junta prohíbe todos aquellos eventos que produzcan aglomeraciones y dedicados al ocio ya sean espontáneos u organizados. Una suspensión que se ha recomendado se haga para todo el verano, hasta septiembre, a pesar de que la situación se revisará cada semana.


Igea ha leído la instrucción de la Junta que dice lo siguiente: "Se recomienda encarecidamente la cancelación de todas las fiestas públicas en Castilla y León, fiestas patronales, celebraciones locales y cualquiera de sus diversas manifestaciones como romerías, verbenas o similares por el elevado riesgo que conlleva no poder garantizar las medidas de seguridad mínimas ante la alta concentración de personas que se presuponen en estas actividades". 


LEER MÁS: Aforo del 75% en bares y del 80% en terrazas en la 'nueva normalidad'


Al ser preguntado, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, por si la decisión de la suspensión de las fiestas será definitiva ha añadido que “el acuerdo y la recomendación es esa, que no haya fiestas patronales en ningún sitio. Es un signo de responsabilidad y de solidaridad. Ha habido un acuerdo unánime al respecto".


LEER MÁS: Discotecas sin pista de baile para la “nueva normalidad”


"Todas las normas conllevan un régimen sancionador. Contamos también con el auxilio de las fuerzas y cuerpos de seguridad y los cuerpos de inspección de la Junta que pueden verse ampliados". "Esta norma no basa sus esperanzas en el poder coercitivo sino en la conciencia de riesgo y responsabilidad de los ciudadanos, que ha sido lo que les ha caracterizado estos días. Los primeros interesados son los propios alcaldes porque nadie quiere volver al escenario de lo que hemos pasado en las últimas semanas. Nosotros vamos a mantener nuestro sistema de control", ha añadido el vicepresidente de la Junta cuando ha sido preguntado por cómo van a controlar las fiestas. 


LEER MÁS: Probadores blindados y prendas relucientes en la “nueva normalidad”


Si alguna localidad, por tanto, decide celebrar las fiestas se enfrentará a una sanción aunque el vicepresidente de la Junta ha matizado que "no ve a un municipio saltándose la norma". Igea ha añadido que "no ve a ningún ayuntamiento con esa intención". 


LEER MÁS: Estas son las medidas para acudir a la piscina este verano


La Junta sí autorizará, en cambio, la celebración de festejos taurinos en plazas donde se pueda mantener la distancia social aunque, en ningún caso, los tradicionales encierros que se desarrollan por las calles de las localidades de Castilla y León en estos meses de verano. 


LEER MÁS: Alivio para actividades de culto, entierros y bodas, con el tope del 75%


Un verano en el que la salud está por delante de todo y en el que no tendremos fiestas para evitar contagios y posibles rebrotes por la COVID-19. 


LEER MÁS: La cultura y el deporte respiran, aunque sea al 75%, pero toda concentración con autorización expresa