"Con tus malas notas y las pifias que preparabas, quien iba a imaginar que acabarías de comisario jefe"

"Con tus malas notas y las pifias que preparabas, quien iba a imaginar que acabarías de comisario jefe"

El alcalde Zamora, Francisco Guarido ha recordado sus años escolares junto al excomisario jefe de la Policía Nacional
|

Tras tres años al frente de la Comisaría de Policía Nacional de Zamora, Ubaldo de la Torre se despedía esta mañana del uniforme en un íntimo acto en la Subdelegación del Gobierno en Zamora. 45 años de experiencia policial que han calado hondo en la sociedad e instituciones zamoranas. Estas últimas sí han tenido la oportunidad de despedirse del hasta ahora comisario de la Policía Nacional, que pasa a jubilación forzosa al cumplir los 65 años.


Ayuntamiento, Diputación, Junta de Castilla y León, representantes de la Justicia y el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como del tejido empresarial y la Semana Santa de Zamora han podido acudir a este adiós al comisario jefe de Zamora.


En unas breves declaraciones, todos han coincidido en la cercanía y buen trato que Ubaldo de la Torre ha tenido con todos aquellos con los que se ha cruzado en su vida laboral. Muy entrañable en el trato y eficaz en su trabajo, todos recordarán con mucho cariño el paso del comisario por la Policía Nacional de Zamora.

Una de las despedidas que más risas ha suscitado ha sido la del alcalde de Zamora, Francisco Guarido que se ha remontado a la época de estudiantes, de ambos, donde compartieron juventud y alguna que otra trastada. "Por tus malas notas y las pifias que preparabas, quien iba a imaginar que acabarías de comisario jefe", explicaba de forma jocosa Guarido.



Especial sensibilidad en la lucha contra la violencia de género


El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco ha agradecido especialmente la sensibilidad y empatía "especial" que Ubaldo de la Torre ha tenido en la lucha contra la violencia de género en Zamora. Tras su tiempo de trabajo conjunto, Blanco ha destacado el empeño del comisario en que las mujeres víctimas de eta violencia "se sintieran protegidas y amparadas" cuando acudían a la Policía Nacional. 


Todo en la línea de atención que, según el subdelegado ha hecho siempre gala De la Torre. Y es que el subdelegado se ha deshecho en halagos hacia el comisario, del que ha destacado la facilidad y disponibilidad, "en cuerpo y alma, las 24 horas del día", que ha tenido siempre en la lucha contra la delincuencia. El subdelegado del Gobierno ha destacado, también, la "dimensión humana" de Ubaldo, al que ha calificado como una "persona entrañable", y desde el punto de vista profesional su "extraordinaria" coordinación con el resto de Fuerzas de Seguridad de España y Portugal. "Con él siempre ha parecido que la Guardia Civil, Policías Locales y la Guarda Nacional Republicana de Portugal vestían el mismo uniforme", ha recalcado. 


Tres años de trabajo como máximo dirigente de la Policía Nacional que, para el subdelegado se han traducido en "los mejores índices de criminalidad de Zamora de los últimos 12 años". La capital tiene una tasa de criminalidad del 28,4%, lo que la convierte "en la ciudad de más de 30.000 habitantes más segura de España". Algo que deja el listón "muy alto" para el comisario jefe accidental de la Policía Nacional en Zamora, Guillermo Vara. Un hombre muy cercano a Ubaldo y que lleva años trabajando "codo con codo" a su lado. "Habéis hecho un buen equipo", destacaba Blanco.


"El único protagonista de la actividad policial es el ciudadano"


Ubaldo de la Torre se ha despedido del uniforme con agradecimientos a todas las entidades públicas, medios de comunicación y zamoranos que han trabajado con él a lo largo de estos 45 años de carrera policial. El ahora excomisario jefe ha agradecido especialmente al subdelegado del Gobierno su disponibilidad con el Cuerpo y que "no ha presionado de ninguna manera" a la Policía Nacional a la hora de realizar su trabajo. 


El comisario ha resumido su labor profesional asegurando que la máxima de su desempeño estos años es que el "único protagonista de la actividad policial es el ciudadano". Un ideal con el que se ha ganado el cariño de administraciones y vecinos de Zamora, que siempre recordarán a Ubaldo de la Torre como el comisario jefe "más entrañable".