Tres fiestas cargadas de diversión en la provincia de Valladolid que se ha llevado el coronavirus
Las Fiestas de Santa Marina en Cigales

Tres fiestas cargadas de diversión en la provincia de Valladolid que se ha llevado el coronavirus

​Zaratán, La Cistérniga y Cigales han tenido que suspender sus fiestas debido a la crisis sanitaria de la COVID-19. Charlamos con las alcaldesas de los dos primeros municipios y el alcalde del tercero sobre ello
|

La crisis del coronavirus está obligando a muchos municipios de la provincia de Valladolid a tener que suspender sus fiestas. Fiestas de localidades muy cercanas a la ciudad del Pisuerga que eran un reclamo para jóvenes y no tan jóvenes y que conseguían llenar las calles de los pueblos con diversas actividades, verbenas y demás que hacían las delicias de todos.


Teníamos mucho adelantado, muchas actuaciones precontratadas y de repente nos ha sorprendido a todos esta nueva situación. Nadie sabía cómo iba a ser y cómo teníamos que comportamos. Nadie podría imaginar que tendríamos que llegar a tomar estás decisiones tan drásticas y duras de suspender unas fiestas tan deseadas”, nos cuenta Alejandra Fernández, alcaldesa de Zaratán.


Todo tras la suspensión de esas Fiestas del Corpus Christi, que el año pasado se celebraron del 15 al 24 de junio,  y que en esta ocasión no serán una realidad con un pregón que debería haberse celebrado el jueves 11 de junio y con actividades a lo largo de todo el mes. “A lo largo del verano haremos actividades culturales y deportivas al aire libre con aforo limitado. El año que viene recibiremos nuestras fiestas con muchas más ganas si cabe”, añade Fernández.


La Cistérniga, otra localidad muy cercana a la capital, también se ha visto obligada a dar carpetazo a unas fiestas que también son muy queridas y seguidas por los vallisoletanos y que llenan las calles del lugar.


Tomar la decisión de suspender las Fiestas de Nuestra Señora Del Carmen ha sido una de las más difíciles de este último año. Todos en el pueblo esperamos estos días para volver a reunirnos con amigos y familiares que vuelven al pueblo, para desconectar de las labores cotidianas con actividades lúdicas y festivas, echaremos de menos la alegría y el color de las peñas durante esos días que en el año 2020 no vamos a tener porque este virus se está llevando demasiado por delante”, asegura la alcaldesa de La Cistérniga, Patricia González.


Unas Fiestas que se hubieran desarrollado del 15 al 20 de julio con las prefiestas una semana antes. La alcaldesa asegura que “a pesar de ser una de las decisiones más difíciles son conscientes de que lo más importante es la salud de los vecinos y vecinas” y apunta también que “el año que viene retomarán los festejos con más ilusión y fuerza”.


Del 15 al 19 de julio deberían celebrarse además las Fiestas de San Marina en Cigales. Otro evento que conjuga música, gastronomía, toros y diversas actividades y que llena las calles del municipio de vida y color.


Suspender las fiestas patronales de Santa Marina ha sido la decisión mas difícil que hemos tenido que tomar como equipo de gobierno. Entendíamos que no se puede garantizar la seguridad de todas las personas que asistieran a este evento. Fue complicado decidirlo pues afecta, en gran medida, a la hostelería y comercio local, que ya lo están pasando mal,sobre todo los hosteleros, con esta situación que nos ha tocado vivir, pero creemos que es la mejor decisión. Ya tendremos tiempo de celebraciones. Ahora es tiempo de ser responsables e intentar pasar esta situación de la mejor forma posible”, añade José Ignacio Fernández, alcalde de Cigales, en declaraciones a NoticiasCyL Valladolid.


Tres fiestas marcadas en el calendario de miles de vallisoletanos que este año no serán realidad por la incidencia y los graves efectos que está dejando el coronavirus.