Una riña por dinero termina con una persona inconsciente tras ser arrastrada por un coche en Zamora

Una riña por dinero termina con una persona inconsciente tras ser arrastrada por un coche en Zamora

Dos personas discutían por dinero en Monfarracinos y cuando uno de ellos intentaba irse del lugar, la segunda se agarraba a la manilla del coche y terminaba arrastrada por un camino de Monfarracinos
|

La Guardia Civil de Zamora, en la tarde noche del 4 de junio, tenía  conocimiento a través del 112 de la existencia de una persona tendida en el suelo inconsciente, pudiendo encontrarse grave, refiriendo el alertante que había sido arrastrada por un vehículo en un camino próximo a la localidad de Monfarracinos.


Hasta la ubicación referida se trasladaba una unidad de la Guardia Civil de Zamora, que se encontraba a un varón tendido en el suelo, el cual a la llegada de los agentes no presentaba ningún síntoma vital, por lo que procedieron de inmediato a efectuar la RCP (respiración cardio pulmonar). Una vez recuperada la consciencia por esta persona, uno de los agentes se trasladaba a la localidad de Monfarracinos para indicar y acompañar a los servicios médicos hasta el lugar, trasladando al herido al hospital Virgen de la Concha para una valoración más exhaustiva. 


Una vez evacuada esta persona los agentes buscaron pistas para esclarecer lo sucedido, cuando observaron en las proximidades a una persona dentro de un vehículo. Los agentes procedieron, entonces, a al interrogatorio de dicha persona, que manifestaba que había sido él el que ha avisado al 112. La Guardia Civil llegaba, por tanto, a la conclusión de que, tras una discusión por una deuda monetaria entre las dos personas, (evacuado y el alertante), en un momento de la riña cuando el alertante se disponía a abandonar el lugar en su vehículo, la persona evacuada se agarró a la manilla de la puerta del vehículo, siendo arrastrada y teniendo que ser asistida por dicho motivo. 


Finalmente se procedía a la detención de esta persona, el alertante, como supuesto autor de un delito grave de lesiones. El detenido y las diligencias confeccionadas son puestos a disposición del juzgado de guardia correspondiente.