CSIF y CCOO critican el plan de desescalada en el transporte urbano de León

CSIF y CCOO critican el plan de desescalada en el transporte urbano de León

La representación sindical de CSIF y CCOO de Alesa S.A.U. lamentan la postura del Ayuntamiento respecto al servicio de autobuses urbanos de la ciudad en la desescalada, apostando por su restricción en detrimento de su promoción, contradiciendo incluso la progresividad anunciada públicamente
|

"Entendemos que esta postura obedece a la interpretación que el Consistorio hace de este servicio público, al considerarlo como una suerte de lastre deficitario, incidiendo así más en el  problema que en la búsqueda de una solución. Por ello, tememos y anticipamos, a corto y medio plazo, políticas enfocadas al recorte, ensayadas en el presente, que consideramos perniciosas para el interés general de la sociedad leonesa", aseguran en un comunicado.


"Para nosotros, la movilidad, y dentro de ella el transporte público colectivo, deben concebirse como sectores estratégicos, promotores de la recuperación económica, cohesión socio territorial y del desarrollo de la ciudad, siendo parte de la solución y no del problema. Por ello,aunque estamos de acuerdo en sostener la gratuidad del servicio como medida de atracción, no compartimos que se insista en mantener la reducción de servicios, actualmente en torno al 50%, sobre todo cuando todavía persisten ciertas restricciones vinculadas a la capacidad y distribución del pasaje dentro del autobús;actuar de este modo nos parece firmar la condena del transporte público leonés, propiciando con ello el incremento de la movilidad tradicional en vehículo privado, deshaciendo el camino avanzado en la sostenibilidad. Es imposible recuperar el nivel de usuarios sin recuperar el nivel de servicio. Utilizar dicha pérdida para justificar cualquier tipo de actuación, es atentar en contra del derecho a la movilidad", dicen los sindicatos.


Prosiguen las fuerzas sindicales, "como se está haciendo en la mayoría de las ciudades españolas, las soluciones entendemos que pasanpor recuperar, cuando menos, el 100% del servicio en esta misma fase y apostar firmemente por la extensión a toda la flota de las medidas de seguridad previstas (mamparas homologadas para el puesto de conducción y gel desinfectante para usuarios), así como el establecimiento de otras nuevas, como las que ya hemos trasladado tanto al Consistorio como a la concesionaria, que permitan recuperar la confianza del usuario en el servicio, entre las que priorizamos la desinfección automática del aire a bordo, nuevos métodos y tecnologías de pago, así como la homologación de todos los elementos que se instalen y medidas que se introduzcan, remarcando la generalización de información y promoción del servicio para los viajeros".


Por todo ello, alegan CSIF y CCOO, "nos preocupa sobremanera el futuro del servicio, tras el giro de 180 grados que ha dado el Ayuntamiento respecto al carácter de la nueva concesión, al caducar la actual el año que viene; en primera instancia, alegaban supeditar cualquier decisión a lo recomendado por los planes de movilidad y transporte encargados, de los que en la actualidad no sabemos nada, ni si quiera si se están llevando a cabo. Por contra, en declaraciones públicas, el Alcalde ha anunciado abiertamente la génesis de una mancomunidad supramunicipal en régimen concesional, alentando a unirse a aquellos municipios que se lo puedan permitir; así, se espera además reducir costes, enfatizando el carácter económico de la concesión, lo que suele propiciar perjuicios para la calidad ofertada y también para las condiciones laborales de los trabajadores. Se ha descartado, parece, que un sector estratégico y vertebrador como éste sea gestionado por el ente público, cuando se ha demostrado, vista la situación, que es la opción más funcional, óptima y garante, eliminando además los grandes beneficios pecuniarios que percibe el intermediario, que en nuestra ciudad y para este servicio, se acercan al millón de euros anual, según fuentes del propio Consistorio. Todo ello presuntamente en aparente connivencia con la concesionaria, que parece aplaudir y apoyar esta situación, no sabemos si por posibles intereses de cara al año que viene, o a la espera de recibir las prescriptivas indemnizaciones, debido a la crisis sanitaria, que contempla la Ley de contratación pública".


En este sentido, "siempre nos hemos pronunciado a favor de optimizar y modernizar este servicio, a través de la planificación exhaustiva y el estudio objetivo de las necesidades de movilidad, ofreciendo nuestra colaboración constante y aportando de manera continuada propuestas para mejorar el transporte urbano en autobús, muchas de ellas a la espera de que se concreten, como así se ha comprometido el Consistorio.

Por ello pedimos una reflexión de mayor calado y una apuesta sincera por el transporte público y la movilidad sostenible, ya que nos jugamos el dinamismo y el futuro de nuestra ciudad", concluyen.