David Castaño: "El Grupo Parlamentario de Cs es de sus doce miembros. No hay facciones, sino un único partido"
David Castaño, portavoz de Cs en las Cortes de Castilla y León

David Castaño: "El Grupo Parlamentario de Cs es de sus doce miembros. No hay facciones, sino un único partido"

El procurador salmantino, David Castaño, el nuevo portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León, habla para Noticiascyl después de su nombramiento
|

El salmantino David Castaño Sequeros, procurador en las Cortes de Castilla y León por Cs Salamanca, es el nuevo portavoz del Grupo Parlamentario de Cs Castilla y León. Además, desempeña el cargo de Secretario de Acción Institucional del partido naranja en la Comunidad. Conocido en las Cortes por sus intervenciones en materia agroganadera y económica, es un reconocido hombre de Arrimadas que, en estos momentos, controla en su totalidad el Grupo Parlamentario.

¿Qué supone para usted ejercer de portavoz del Grupo Ciudadanos?
Un orgullo y una responsabilidad. Orgullo, por poder llevar la voz de los doce compañeros del Grupo Parlamentario de Ciudadanos ante los órganos de representación, como el Pleno o la Junta de Portavoces; y responsabilidad, pero nos encontramos en una situación compleja, sin precedentes en la historia reciente de nuestra Comunidad de Castilla y León y que necesita de altura de miras para afrontar la crisis socioeconómica que se nos viene.

Una responsabilidad desde el momento en que ustedes comparten y sostienen al Gobierno regional.
Así es, una responsabilidad enorme, más ahora que nunca por la crisis del coronavirus. Nuestro objetivo es dar continuidad a un gobierno que creemos que es bueno para Castilla y León, un gobierno que cumple más que razonablemente con las 100 medidas que acordamos entre Ciudadanos y PP y que en estos momentos, pudiendo aprovechar su mayoría, prefiere tender la mano al resto de grupos políticos para buscar una solución de consenso. Creo que a menudo se olvida la enorme generosidad que supone eso.

Continuismo respecto a Carlota Amigo, o nuevas formas.
De Ana Carlota Amigo sólo tengo palabras de agradecimiento. Ha sido una gran portavoz durante estos meses, en un Grupo Parlamentario con muchos miembros nuevos y que, en la práctica, tiene un nivel de actividad muy grande para su tamaño (diez procuradores – excluimos de esta cuenta al vicepresidente de la Junta y al presidente de la Cortes – para nueve comisiones ordinarias y tres comisiones de investigación). Espero estar a la altura de su trabajo.

Respecto a las formas, tenemos representantes de ocho de las nueve provincias de Castilla y León y queremos que esa diversidad, esas distintas sensibilidades en el Grupo también, se vean en el día a día de las Cortes. Los Grupos Parlamentarios son ante todo equipos de trabajo y queremos que esa labor se vea.

¿Por dónde irá encaminada su labor como portavoz?
Nuestro primer objetivo es dar los pasos para poder reconstruir el futuro de la Comunidad. Nuestra labor es parlamentar, ceder allí donde se pueda y alcanzar ese Pacto de todos. Un pacto que, añadiré, algunos parece que buscan excusas para romper. No es nuestro caso.

Aparte de eso, que no es poco, queremos avanzar en el acuerdo de gobierno al que llegamos con el PP. Avanzar en las leyes que tenemos pendientes – como la ley LGTBI o la Ley de Muerte Digna – y trabajar desde las Cortes para impulsar la acción del gobierno, pero también estar vigilantes para que este Gobierno avance hacia lo que nosotros consideramos lo mejor para Castilla y León.

Se comenta que la facción a la que usted pertenece, afín a Inés Arrimadas, tiene el pleno control del Grupo Parlamentario. 

No nos confundamos. Arrimadas es la presidenta de Ciudadanos y eso es para todos, para los afiliados que acaban de entrar hasta el cargo más alto del partido, para los que no la votaron en las primarias y para los que los que sí le dieron su confianza y que fueron la mayor parte del partido. En Ciudadanos no hay familias, ni barones ni facciones. 


Reitero esta idea: el Grupo Parlamentario es de sus doce miembros. No hay facciones, sino un único partido. El proyecto político es el de Ciudadanos, el equipo de Ciudadanos y nuestras políticas son las de Ciudadanos.

¿Es fácil el consenso de los grupos parlamentarios en esta situación de crisis y ruido político?
Puede que no sea fácil, pero tenemos que conseguirlo. Nuestro ánimo es el de llegar al máximo consenso y creemos que las circunstancias lo merecen. El presidente Mañueco tendió su mano a todos los grupos en el Pleno y esperamos que los partidos de la oposición aprovechen esta oportunidad.

La vida no es la riña política, la vida es lo que pasa fuera de las Cortes: los autónomos que no llegan a fin de mes, los trabajadores que encadenan ya dos meses de ERTE o las personas que han perdido a un familiar por el Covid. Creo que los castellanos y leoneses no entenderían que no llegáramos a un acuerdo.

Vivimos un momento político de crispación.
Es un momento difícil. Los extremos, tanto a izquierda como a derecha, están ganando espacio en el debate público y se está polarizando a la sociedad. Se está dando carta de naturaleza a algunas actitudes que no nos gustan, como la utilización política de los fallecidos por el coronavirus o algunas intervenciones en el Congreso de los Diputados que no son propias del Hemiciclo. Esperemos que esas formas se vayan abandonando con el regreso a la normalidad.

¿Ve correcta la postura del 'nuevo' Ciudadanos respecto al estado de alarma?
¿Nuevo Ciudadanos? Cs es y será un partido de estado, eso no es nuevo. Por eso hemos votado las distintas prórrogas, para garantizar la seguridad jurídica de todas las decisiones que estaba tomando el mando único durante el estado de alarma para paliar la crisis sanitaria. Con cada votación, además, hemos conseguido un nuevo avance para los españoles: como cuando aseguramos que los ERTE – una herramienta fundamental para proteger los empleos – se extendieran más allá del estado de alarma, que el desconfinamiento se haga con las mismas medidas sanitarias para todos los españoles o el impulso al sector turístico con un plan de apoyo de 2.500 millones de euros. Las prórrogas al estado de alarma son una muestra de coherencia y, lo que hemos conseguido, demuestran que somos un partido útil.

¿Qué opina del Gobierno regional en este año de legislatura?
Tras un año de la celebración electoral y, a escasas semanas de la celebración del Debate del Estado de la Comunidad, la valoración es positiva. Como resultado de las elecciones autonómicas mi formación política entendió la voluntad de los castellanos y leoneses para que los partidos políticos con representación en las Cortes de Castilla y León, llegásemos a un acuerdo, desde el diálogo. Y así fue. En estos meses, hemos trabajado sobre los 100 puntos acordados con el Partido Popular, llegando a poner en marcha el 80% de ellos. Es cierto, que no están concluidos, pero sí puestos en marcha y, eso, es un síntoma del trabajo de Ciudadanos en el ejecutivo autonómico.

Finalmente, ¿le parece más correcto, ya en este momento de desescalada, seguir asumiendo las tesis sanitarias o ya más las economicistas y de recuperación en Castilla y León?
Creo que la pregunta no debe plantearse como una división. Elegir una cosa o la otra. Debemos entenderlo como un todo y actuar en consecuencia. Me explico, la labor que ha realizado la Consejería de Sanidad ha sido importantísima. Sin ella, no estaríamos a punto de pasar a la Fase 2 en la Comunidad. De forma progresiva, y atendiendo a las recomendaciones sanitarias, debemos pasar del impulso y protección de medidas sanitarias a medidas económicas y de fomento del empleo. Solo entendiendo sanidad y economía como un todo podremos salir de esta pandemia y las consecuencias económicas y sociales derivadas de ella.