Silván denuncia el "olvido" de las obras de San Marcos y de los 85 trabajadores del Parador

Silván denuncia el "olvido" de las obras de San Marcos y de los 85 trabajadores del Parador

|

El senador del Partido Popular por León Antonio Silván ha registrado varias preguntas en la Cámara Alta ante la "crítica situación de todos los trabajadores de Paradores de España, en particular la del personal de San Marcos, ya que a la rebaja del 50% del sueldo se une el retraso de la obra".


Silván señala en las preguntas que, a causa de las consecuencias del COVID-19 en el ámbito del turismo, se han celebrado negociaciones entre la Dirección de Paradores de Turismo de España, S.A. y los representantes de los trabajadores para tratar de adaptar el negocio al cierre de los hoteles de la Red desde mediados del pasado mes de marzo. Los representantes sindicales de los trabajadores han denunciado que la empresa ha anunciado una bajada del 50% del sueldo a la plantilla lo que, a su juicio, "se trata de un ERE encubierto y que podría llevar a que un amplio colectivo de trabajadores no llegue a cobrar ni el salario mínimo interprofesional".


Esa rebaja se produciría por la supresión de la prima de producción, ligada a los ingresos de la compañía y cuyo valor está vinculado a cada uno de los paradores, que supone según los cálculos sindicales en torno al 50% de la media salarial.


Por su parte, el Parador de San Marcos en León tenía previsto, con un retraso de más de un año, abrir sus instalaciones este verano tras recibir las obras en abril, cosa que no ha ocurrido. El ERTE de los 85 trabajadores de la plantilla del Parador de San Marcos ya ha finalizado, con lo que la situación se ha agravado.


Silván ha destacado que el nuevo encuentro de representantes de los trabajadores y de la Dirección del Hostal de San Marcos, el pasado 22 de mayo, finalizó de nuevo sin acuerdo y con las posturas cada vez más enfrentadas. El desacuerdo principal, esta prima de producción mencionada; con un ERTE que no da más de sí, con las vacaciones de este año agotadas. Una situación insostenible, no admitiendo tampoco desde la Dirección la reducción de la jornada laboral a 37 horas semanales.