El presidente de la Junta pide una "desescalada verbal, prudencia y moderación verbal" y una mesa de la automoción nacional

El presidente de la Junta pide una "desescalada verbal, prudencia y moderación verbal" y una mesa de la automoción nacional

Para afrontar la recuperación económica del país
|

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha hecho un llamamiento, en la Conferencia de presidentes autonómicos presidida por Pedro Sánchez, a la búsqueda de espacios de "moderación y prudencia" y a una "desescalada verbal" para afrontar la recuperación económica del país.


Así lo ha explicado Fernández Mañueco en la rueda de prensa posterior a su participación en la conferencia de comunidades autónomas, presidida por el presidente del Gobierno, en donde ha apelado a la necesidad del "diálogo político y social" y a la "búsqueda del entendimiento y de un espacio de moderación y prudencia".


"Una desescalada verbal es lo que en estos momentos necesitamos", ha manifestado Fernández Mañueco, quien ha insistido en que la reconstrucción económica "necesita certidumbres y prudencia verbal".


Por ello, el presidente de Castilla y León ha insistido en apostar por el "diálogo, la moderación y el entendimiento con una desescalada verbal" porque es algo fundamental que reclaman los ciudadanos en estos momentos.


Mesa de la automoción


El presidente de la Junta, además, ha reclamado que se ponga en marcha "de forma urgente" una mesa nacional de la automoción en la que estén presentes el Gobierno central y las comunidades autónomas con un "peso relativo" en este sector, como es el caso de Castilla y León.


Lo ha pedido después de que esta semana se hayan conocidos tanto los anuncios de Nissan, que afectan a Cataluña, con el cierre de su planta de Barcelona, como de Renault, que mantiene su producción en la plantas que la marca francesa tiene en Castilla y León.


Al respecto, Alfonso Fernández Mañueco ha precisado que es el Gobierno quien tiene que liderar una mesa en la que deben estar presentes las comunidades "que tiene mayor peso relativo" como es el caso de Castilla y León, que es la región "con mayor capacidad productiva" en el sector de la automoción.


El objetivo de esta mesa es, según ha enumerado el presidente de la Junta, "promover la demanda, impulsar la digitalización de las plantas y de las unidades productivas" ya que, tal y como ha apuntado, se trata de un sector con un empleo de "calidad y cualificado" que genera valor añadido en el territorio y que "en este momento está amenazado".


Asimismo, Fernández Mañueco se ha referido a las "buenas noticias" que se conocieron el viernes con el compromiso de Renault y Nissan de mantener su producción en Castilla y León y aunque ha precisado que quedan pendientes "algunas cuestiones" se trata de un sector "que es un gran motor económico" para la Comunidad y hay que "apostar por esta línea de trabajo".


Por ello, el presidente de la Junta considera que es necesario que de forma urgente se impulse una mesa de la automoción y aunque no ha obtenido ninguna respuesta de jefe del Gobierno ha aseverado que insistirá con la ministra de Industria, la vallisoletana Reyes Maroto, o con algún otro miembro del Gobierno "porque es fundamental para Castilla y León y para España".