El PSOE de Zamora: "El Ingreso Mínimo Vital es una medida histórica para que nadie se quede atrás"

El PSOE de Zamora: "El Ingreso Mínimo Vital es una medida histórica para que nadie se quede atrás"

Antidio Fagúndez y José Fernández, destacan que "la situación actual no va a servir como excusa para recortar el Estado del bienestar"
|

Los parlamentarios nacionales del PSOE, el diputado Antidio Fagúndez y el senador José Fernández, han valorado el acuerdo adoptado por el Gobierno, en el Consejo de Ministros "la medida más justa y más ética que puede poner en marcha una sociedad dispuesta a no dejar a nadie atrás. Hoy se ha aprobado el Ingreso Mínimo Vital".


Subrayan que se trata de "una medida histórica. Nunca en España, a nivel estatal, ha existido un ingreso con este diseño, cobertura y estructura. El IMV está llamado a revolucionar nuestras políticas sociales. Un 21,5% de la población sufre pobreza severa. 500.000 niños y niñas viven en hogares bajo el umbral de la pobreza. Una situación terrible, de hogares sin ningún tipo de ingresos ni de ayudas, que ha empeorado la crisis sanitaria del Covid-19".


Antidio Fagúndez y José Fernández recuerdan que "el IMV es una propuesta que partió del PSOE en 2015, cuando Pedro Sánchez la incluyó en los Acuerdos de País. Hoy, la aprueba el Consejo de Ministros en uno de los momentos más necesarios para proteger a la población más vulnerable y en riesgo de exclusión, golpeada especialmente por la crisis de la emergencia sanitaria".


"El Ingreso Mínimo Vital reduce la pobreza y fomenta la inclusión social. Se trata de una prestación de la Seguridad Social, con carácter permanente y con una doble finalidad: reducir la pobreza y fomentar la inclusión social. Lo hacemos para luchar contra la vulnerabilidad económica, la cual genera un círculo vicioso de desigualdad, falta de oportunidades e incertidumbre en la vida de la ciudadanía. Por primera vez en España se han tenido en cuenta, en el diseño del IMV, los objetivos de eficacia de reducción de la pobreza extrema".


Añaden que se trata de una iniciativa pionera. Es la primera vez en España que se pone en marcha una medida de esta naturaleza. "Hemos aprovechado el aprendizaje obtenido de experiencias similares de otros países para hacer que esta prestación ayude a quienes realmente más dificultades tienen", añaden.


"Además España cumple con la Unión Europea. Damos cumplimiento a las recomendaciones que, cada año y desde 2014, nos hace el Consejo de la Unión Europea a España: "Mejorar la cobertura y la eficacia de los sistemas de renta mínima garantizada y el apoyo a las familias".


Para ambos, "España necesita una medida como el IMV, porque tiene unos niveles de pobreza, sobre todo extrema, de los más altos de los países de nuestro entorno. Nuestra tasa de pobreza extrema (% de hogares por debajo del 30% de la renta mediana) roza el 7%, duplicando la media de la UE y triplicando a países como Alemania. La distribución de rentas es ineficaz. En España, las transferencias de recursos públicos reducen menos la pobreza que en el resto de países de nuestro entorno. Éramos de los pocos países de Europa que carecía de una medida de este tipo de ámbito estatal. El IMV será permanente porque España ya tenía un problema de pobreza muy grave antes de la crisis de la Covid-19. Hablamos de una situación estructural que la actual coyuntura ha agravado".