Sin protocolos de seguridad establecidos para las guarderías privadas de Castilla y León

Sin protocolos de seguridad establecidos para las guarderías privadas de Castilla y León

La Agrupación Escuelas y Centros Infantiles Privados de Castilla y León reclama a la Junta que tome una decisión sobre las guarderías privadas de la Comunidad, que actualmente no tienen un protocolo de actuación marcado
|

La Consejería de Eduación de la Junta de Castilla y León establecía que los centros públicos de educación infanfil, al igual que el resto de centros escolares, permanecerán cerrados hasta septiembre y no habrá vuelta presencial a las clases. Esto le da a la Junta dos meses para establecer protocolos de seguridad y vislumbrar cómo va a poder ser la vuelta a las aulas de los niños y jóvenes de la Comunidad. 


Pero la realidad es que buena parte de la Eduación Infantil de 0-3 años queda en manos de los centros privados. Guarderías particulares que cubren ese amplio espectro a la hora de cuidar y educar a los más pequeños de Castilla y León, donde no llega la oferta pública y que se encuentran sin un protocolo de actuación de cara a la reapertura. Así lo denuncia la Agrupación Escuelas y Centros Infantiles Privados de Castilla y León y más concretamente, una de sus representantes en Zamora, Guiomar Barriga.


En la actualidad, el centenar de centros infantiles que pertenecen a ACEIP en la Comunidad, incluidos los once de Zamora se ven en una encrucijada a la hora de abrir de nuevo o no sus escuelas infantiles. Guiomar explica que se ven en una doble tesitura "sin salida y sin soluciones" por parte de las Consejerías de Sanidad, Educación o Familia. Por un lado, son centros que cumplen una función "vital" a la hora de conciliar, pero sobre todo en la eduación y desarrollo temprano de los niños, pero que ahora mismo no tienen un protocolo sobre cómo reabrir sus puertas de forma segura. Y por otro, al fin y al cabo son negocios que tienen que hacerse cargo de sus propios gastos y que llevan cerrados desde el lejano 14 de marzo, sin ayudas específicas para su situación particular.


Zamora guarderia (1)


Por ello, estas organizaciones reclaman "una reacción" por parte de las Consejerías nombradas, bien para marcarles las pautas de la vuelta a las aulas o para que les mantengan "cubiertos" económicamente hasta que se pueda abrir con seguridad. Estas educadoras denuncian "el abandono" que sus centros privados están sufriendo por parte de la Administración Autonómica, que sí ha tomado una decisión con respecto a sus guarderías. Como recuerda la representante de Zamora, sobre los centros privados, la consejera de Sanidad, Verónica Casado afirmó que "ya se vería más adelante". Un comportamiento por el cual sienten "ninguneada" su labor educativa, que llega a donde "estas administraciones públicas no lo hacen".


Esta organización de educadores infantiles opina que dado el tamaño de estos negocios y su nula capacidad de endeudamiento, muchas de estas guaderías se verán abocados al cierre. Una preocupación que, según relata la educadora zamorana han trasladado con sendos escritos a las tres Consejerías responsables, además de al Procurador del Común, y "solo este último nos ha respondido", explica. El Procurador ha trasladado a estas educadoras su preocupación por la situación y les ha asegurado estar "muy sensibilizado" con el tema de la conciliación familiar.